July 13, 2017 AT 02:59 PM EDT

El 30 de septiembre de 2016, Courtney Waldon se encontraba preparando una comida en una fogata junto a su pareja, con quien llevaba dos meses de casada. La madre de 27 años estaba distraída en su celular viendo Facebook cuando su marido se levantó para avivar el fuego con un poco de gasolina.

De pronto, la joven sintió que le cayó gasolina en su cuerpo y se encendía en llamas.

“Me detuve, caí y rodé mientras gritaba. Pensé que me estaba muriendo”, contó a People. “Mis manos se quemaron tanto porque estaba tratando de apagar mi cara. Sentí que cada centímetro de mi carne ardía esa noche”.

Waldon, quien es mamá de una niña de 5 años, sobrevivió milagrosamente a las quemaduras de cuarto grado en el rostro y de tercer grado en sus extremidades. “[Los paramédicos] dijeron que si la ambulancia hubiera llegado un minuto más tarde no habría logrado”, recuerda. “Empecé a orar a Dios en la ambulancia”.

GOFUNDME

Después de estar en un coma inducido por 30 días y sumar 51 días en el hospital, regresó a casa y a su familia. Pero pronto enfrentaría otro duro reto. A dos semanas de su retorno, se encontró con la devastadora noticia de que su marido la había abandonado.

Para Courtney, su hijita Caroline es su razón de vivir. La joven madre recordó el momento en el que la pequeña la vio por primera vez después del accidente. “Cuando llegué a casa, ella me miró como una extraña. Pero apenas dije: ‘Soy yo, mi bebé. Soy tu mami’ corrió hacia mí y no me ha soltado desde entonces”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Con una nueva perspectiva hacia una segunda oportunidad de vida, Courtney ve su situación — y hasta la separación de su esposo— como una bendición.

“Había una bendición oculta”, dice Waldon. “Creo que si [mi esposo] estuviera cerca, me estaría apoyando en él. No sería tan fuerte como lo soy hoy y no habría logrado tanto progreso”.

Debido a que Waldon está discapacitada se ha creado una página de Go Fundme para ayudar con sus gastos. Por ahora se encuentra viviendo con sus padres quienes no han dejado su lado desde el accidente.

You May Like