People en Espanol logo

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Noticias

La madre del acusado del tiroteo en el aeropuerto de Ft. Lauderdale pide clemencia

Actualizado

La madre de Esteban Santiago, el veterano de guerra de 26 años que sembró el terror el pasado viernes en el aeropuerto de Ft. Lauderdale, pide clemencia para su hijo.

Desde su hogar en Peñuelas, Puerto Rico, Elizabeth Santiago dijo al diario británico Daily Mail que su hijo no ha sido “el mismo” desde que regresó de Irak.

“Tiene problemas mentales y debería recibir el tratamiento adecuado” aseguró la atribulada madre de 56 años. “La pena de muerte no es la solución correcta a sus problemas. [Esteban] es un ciudadano estadounidense que está protegido por las leyes de este país y debería recibir un juicio justo”.

Por su parte, la exnovia del puertorriqueño, Michelle Quiñones, coincidió al indicar a la cadena ABC que el joven -que estuvo destinado en Irak en 2010- volvió “cambiado”.

Según especulan, habría sido la explosión de una bomba que le costó la vida a dos de sus amigos lo que habría detonado presuntamente sus problemas mentales. Desde entonces, dijeron sus allegados, escuchaba voces y sentía que lo perseguían.

Esteban Santiago tiroteo en el aeropuerto de Fort Lauderdale
Amy Beth Bennett/South Florida Sun SentinelTNS via Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Para empeorar la situación, a su regreso a Estados Unidos en 2011 perdió a su padre.

“No fue el mismo desde que volvió de Irak y después de lo de su padre”, aseguró Quiñones. “Había algo en su voz que no estaba bien. Necesitaba decirle algo a alguien. [Pero] no podía. Simplemente él no se atrevía”.

El mismo Santiago acudió el pasado noviembre a las oficinas del FBI en Alaska, donde residía, para denunciar que su mente estaba bajo el control de las agencias de inteligencia y que querían que se integrara a ISIS. Pese a ello, no se le retiró el arma de fuego que poseía.

TMZ difundió un video de una cámara de seguridad donde se aprecia el momento en que Santiago abre fuego sin inmutarse en la zona de recogida de equipaje ante el pánico de los pasajeros.

Cinco personas perdieron la vida y seis más resultaron heridas antes de que el sospechosos fuera reducido por agentes de policía, según las autoridades.