Celeste Rodas de Juárez
January 01, 2018 AT 01:01 PM EST

Aunque el dicho indica que alguien tira la casa por la ventana cuando hace una fiesta inolvidable, bien podría decirse que un abogado de Texas no solo tiró la casa por la ventana sino una buena parte de su fortuna. La razón: celebrar el cumpleaños de su hijo y, para ser exactos, la suma que gastó: unos $4 millones.

En la ciudad de San Antonio, a principios de diciembre Thomas J. Henry Sr., de 55 años, le regaló una fiesta de cumpleaños a su hijo Thomas J. Henry Jr., quien cumplió 18 años, con famosos invitados como Rumer Willis, Ashanti y Joanna Krupa, bailarines burlescos, shows en vivo de Migos y J Balvin, actos circenses y un nuevo Ferrari 488 Spyder de $250,000, además de un lujoso reloj IWC Portugieser Tourbillon, que puede costar más de $ 200,000 -dependiendo del modelo.

Según reportó The Daily Mail, la fiesta tenía un salón de cigarros y whisky, un bar de hielo en donde se sirvió champán, platillos de langosta y caviar.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La elaborada producción, que incluyó artistas aéreos, modelos bailando en jaulas de pájaros  y contorsionistas nadando en gigantescos vasos de Martini, fue creada por el productor  de Hollywood Dylan Marer, quien ha hecho fiestas para Playboy y Maxim.

Esta no es la primera vez que el padre de este joven hace un derroche semejante para una fiesta. El año pasado le realizó una fiesta a su hija menor, Maya, quien llegó a los 16 años, y para eso le hizo una fiesta que le costó $6 millones.

You May Like

EDIT POST