April 27, 2017 AT 06:57 AM EDT

En Venezuela el joven Marco Coello sobrevivió torturas a manos del gobierno de Nicolás Maduro, sin embargo no está claro si en Estados Unidos podrá sobrevivir la nueva política migratoria del Presidente Donald Trump pues, a pesar de haber pedido asilo político al llegar a este país, el miércoles fue detenido por autoridades federales de inmigración en Miami.

Al denunciar este hecho al diario El Nuevo Herald, su abogada Elizabeth Blandón calificó a su representado como “un héroe en Venezuela” que fue arrestado cuando se presentó a su entrevista en la oficina de asilo de Miami, donde tramitaba su caso migratorio. A su llegada, se le detuvo antes de que se realizara su audiencia ya que, según le explicó un oficial, el joven había sobrepasado su estadía con su visa de turista.

Su abogada afirmó que en todo el tiempo que lleva ejerciendo su carrera jamás había visto algo semejante y explicó que quienes solicitan asilo en Estados Unidos se sobrepasan el tiempo que les otorga esa visa para permanecer en el país debido a que las oficinas de inmigración tienen un retraso administrativo de más de tres años para ventilar los casos presentados. Además dejó claro que Coello no está en el país ilegalmente pues ha solicitado asilo político, proceso con el cual incluso se le extendió un permiso de trabajo otorgado por el gobierno federal.

La tortura del joven, quien es perseguido político del actual gobierno venezolano, ha sido constatada por organizaciones de derechos humanos como la ONU, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que han documentado su caso.

Tomado de Video de Univision

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los medios de comunicación también han difundido su historia, calificándolo incluso de un “símbolo de la tortura en Venezuela”. En una entrevista con CNN, él relató cómo en el 2014 fue arrestado en la calle por un grupo de “funcionarios” que no se identificaron ni llevaban uniforme, quienes lo golpearon hasta con un extinguidor de incendios.

Al comentar sobre la detención de su hijo el miércoles, su padre Armando Coelho dijo que éste había acudido a la cita con los oficiales de inmigración lleno de ilusión. “Mi hijo buscaba lo que nunca le ofrecieron en Venezuela, fue emocionado a la entrevista, se afeitó y se puso su mejor ropa”, acotó.

Ahora el muchacho está recluido en el Centro de Detenciones Krome, al suroeste de Miami, mientras sus abogados presentan mociones de emergencia para que sea liberado — conscientes de que si es deportado a Venezuela su vida corre peligro.

You May Like