August 31, 2017 AT 02:28 PM EDT

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Lo que parecía una conversación de negocios entre tía y sobrino se convirtió en una tragedia. Ocurrió el viernes pasado, cuando Edwin Ramírez Mejía se reunió con su tía Silvia Karina Castillo para hablar de un negocio que ambos deseaban instalar en Guatemala.

La conversación se tornó en una tensa discusión hasta el punto que Edwin, aparentemente en un arrebato de ira, decapitó a su tía. Después de cometer el crimen, guardó la cabeza en una bolsa plástica y la arrojó en un cubo de basura afuera de su apartamento en Miami.

Según la información proporcionada a medios locales por el asistente ejecutivo del jefe de la policía de Hialeah, Eddie Rodríguez, fueron trabajadores de la planta de compañía de basuras Waste Connection, situada en esa localidad, quienes descubrieron el cuerpo y la cabeza de Silvia el lunes, y enseguida llamaron a las autoridades.

Rodríguez contó que Castillo salió de su casa en Miami Beach tras la jornada laboral para reunirse con su sobrino en su apartamento en el 1035 SW Fourth St. en Miami. Tras salir para esa reunión no se supo más de la mujer, por lo que su familia denunció su desaparición.

Tras encontrar los restos de la víctima en la instalación de Waste Management, la policía de Hialeah se puso en contacto con otros departamentos de la región para averiguar si tenían alguna persona desaparecida.

Miami-Dade County Corrections

Al identificar a Castillo, las autoridades citaron a los familiares para declarar y notaron discrepancias en la declaración de Edwin. Ahí empezaron a investigar al joven, quien en uno de los interrogatorios reconoció que él y su tía vivían en Estados Unidos ilegalmente.

Hasta el momento, las autoridades aún no saben cómo fue que Edwin decapitó a su tía ni tampoco los detalles de la disputa que supuestamente lo motivaron a matarla.

You May Like

EDIT POST