Andrés Rubiano
March 03, 2017 AT 01:28 PM EST

Como sacada de una historia de terror parece el caso de la muerte de la pequeña Gizzell Ford, de tan solo 8 años, quien fue golpeada, torturada y estrangulada por su abuela, Helen Ford.

El caso, que conmocionó a la comunidad de la ciudad de Chicago por su crueldad, parece haber llegado a su capítulo final, luego de que la jueza Evelyn Clay la sentenciara a pasar el resto de sus días en prisión por el homicidio en primer grado de la pequeña.

“Este asesinato fue una tortura. La niña sufrió una lenta y agónica muerte”, declaró Clay al momento del dictamen, según lo reportó el sitio en línea de Fox News. “Su pequeño cuerpo parecía haber sido maltratado de pies a cabeza … su trato hacía Gizzell fue malvado”, agregó.

Durante el juicio, que se robó la atención del país entero, la fiscalía entregó evidencia de cómo la mujer de 55 años ataba a la pequeña a una cama, le negaba agua y comida por días, le golpeaba su boca con una espátula, además de otros tratos inhumamos a los que sometía a la niña día tras día antes de su muerte.

Helen Ford
Cook County Sheriff's Office

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Uno de los momentos más desgarradores del juicio en contra de Ford, fue cuando una investigadora forense de Chicago no pudo contener las lágrimas al presentarse en el estrado para describir las heridas que encontró en el cuerpo la pequeña durante la autopsia.

El informe agrega además que la madre de Gizzell, Sandra Mercado, ha demandado al Departamento de Servicios para Menores y Familia del estado de Illinois, pues según ella trabajadores de la entidad que visitaron la casa en que vivía la niña ignoraron evidentes muestras de abuso en su contra, que de haber sido investigadas le hubieran salvado la vida.

You May Like

EDIT POST