September 06, 2017 AT 07:58 AM EDT

La policía de Wichita, Kansas, hizo el macabro descubrimiento de los restos de un niño de 3 años que fue sepultado en cemento y que pertenecerían a un menor que desapareció en julio.

El hallazgo se hizo este sábado cuando un casero estaba limpiando la vivienda que le había alquilado a una pareja. El hombre llamó a la policía quejándose de que en la casa había encontrado una extraña estructura de concreto y que esta despedía un mal olor.

De inmediato, autoridades del condado de Sedgwick se movilizaron para investigar el caso y descubrir que dentro del bloque de cemento estaban los restos de un menor de edad.

Ahora, las autoridades sospechan que se trata del pequeño Evan Brewer, de 3 años, que desapareció el 6 de julio. El niño se desvaneció cuando su padre solicitó una orden de custodia a la corte familiar, al sospechar que la madre del niño y su novio abusaban de él.

Según la policía de Wichita, Carlo Brewer, padre del niño, llevaba meses preocupado por su hijo, que vivía con su madre, Miranda Miller, de 36 años y su novio, Stephen Bodine, de 40.

El Departamento de Servicios Infantiles de Kansas (DCF, por sus siglas en inglés) comenzó una investigación y emitió una orden de protección del menor en favor de su padre, pero cuando intentaron entregarle la orden a la madre, el niño desapareció.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

 

You May Like