May 22, 2018 AT 04:23 PM EDT

Una veterana de guerra de origen hispano se encuentra en condición crítica luego de ser apuñalada por su propio novio en el interior de su vivienda en el condado del Bronx, en Nueva York. La mujer de 30 años estaba embarazada y a causa del ataque ha perdido al bebé que esperaba.

La madrugada de este martes Liv Abreu, quien formaba parte de la división aérea del 82do batallón del ejército, fue llevada de urgencia al Hospital Lincoln tras ser atacada por un sujeto hacia las 12:30 a.m. en el interior de su apartamento, ubicado en la venida Walton, cerca del estadio de los Yankees.

De acuerdo con reportes policiales, la futura madre fue apuñalada 6 veces en el pecho y una en el costado, y tenía 26 semanas de embarazo. A pesar de su grave condición, Abreu consiguió arrastrarse escaleras abajo mientras se desangraba y pudo tocar la puerta de un vecino para pedir ayuda.

“Estaba tan emocionada con el bebé, ambos lo estaban”, aseguró Gloria Lambert, una de las vecinas, al diario New York Daily News. “Ya se le notaba, se veía muy feliz. Este iba a ser su primer hijo”.

Facebook/Liv Abreu

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

De inmediato la policía se dio a la búsqueda de Oscar Álvarez, de 30 años, novio de la mujer y padre de la criatura, quien se había dado a la fuga en el vehículo marca Cherokee, propiedad de su pareja.

Hacia las 4:00 a.m. el sujeto fue detenido, y posteriormente dijo que las puñaladas fueron un “accidente”. Tras ser cuestionado por la policía, a Álvarez se le levantaron los cargos de intento de homicidio, asalto con la intención de causar heridas físicas graves, asalto y posesión criminal de un arma.

De acuerdo con su perfil de Facebook Abreu sirvió como paracaidista y especialista en recursos humanos durante su estancia en el ejército. Estuvo basada en Fort Bragg, en Carolina del Norte, y desde hace un par de años trabajaba como vendedora en una tienda de AT&T.

Aunque algunos vecinos expresaron asombro por la noticia, otros sospechaban que algo andaba mal entre la pareja. “Siempre se escuchaba a gente gritando, una mujer. Ahora creo que pudo haber sido ella”, declaró Lambert. “Eso comenzó hace pocos meses. Hace un mes alguien estaba gritando horrible, como una mujer a la que estaban golpeando”. En cuanto al sospechoso, la vecina asegura que este era “respetuoso”. “Siempre decía hola, qué tal”.

 

 

 

You May Like

EDIT POST