Alvaro Barrientos/AP Photo
Joaquim Utset
December 22, 2016 AT 01:31 PM EST

Besos, abrazos, gritos de alegría y muchas botellas de champán se repartieron este jueves en distintos puntos de España tras el tradicional sorteo de la Lotería de Navidad, el famoso Gordo, que este año otorgó $2,400 millones en premios a miles de afortunados ganadores.

El sorteo navideño, que se remonta al siglo XIX, es desde hace décadas la antesala de las fiestas para todos los españoles, que cada año compran décimos y participaciones con la esperanza de llevarse un pedazo del que se considera el bote de premios más grande del mundo.

El país se paraliza y se queda pendiente de las manos de los niños del colegio de San Ildefonso, que son los encargados de sacar las bolas con los números y los premios en el sorteo celebrado en el Teatro Real de Madrid.

Este año el número agraciado con el Gordo fue el 66513, que se vendió íntegramente en Madrid y repartió más de $660 millones, que se dividieron en unos $418,000 por cada uno de los 1,650 boletos que se vendieron con esa cifra.

 

 

 

Un buen número de esos boletos los tenían los residentes y el personal de una residencia de ancianos cercana a la administración de lotería madrileña donde se vendió buena parte del premio mayor.

“Somos gente trabajadora, que lo necesitaba”, dijo a la agencia AP la terapista Evelyn Mayordomo, una de las agraciadas.

Igual de afortunado se sentía Vicente Villaverde, un trabajador de una compañía de gas, que por años llevaba comprando boletos acabados en 13.

“Con toda la mala suerte que he tenido en mi vida, siempre dije que el 13 me traería fortuna”, señaló.

A diferencia del Gordo, el segundo premio del sorteo —que pagada unos $130,000 el boleto— se repartió por numerosas provincias españolas, como Valencia, Alicante, Málaga o Valladolid.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las calles de la pequeña localidad de San Adrián, en Navarra, estallaron de júbilo cuando se supo que el tercer premio —unos $83 millones repartidos en $52,000 por boleto— les había tocado casi en su totalidad.

Los responsables de la Lotería, que es una entidad pública, señalaron que en esta edición las ventas de boletos, o décimos, alcanzaron los $2,600 millones. Cada papel cuesta $21 y tradicionalmente las familias o los grupos de amigos suelen comprarlos en conjunto para poder disfrutarlo entre todos si finalmente les cae el Gordo.

You May Like

EDIT POST