Mayra Mangal
November 13, 2017 AT 02:08 PM EST

Un grupo de jóvenes acogidos al programa DACA que buscaban la renovación de su estatus migratorio están señalando al Servicio Postal de Estados Unidos como responsable de un retraso en el envío de sus documentos y ahora aseguran que esto ha causado el rechazo de sus solicitudes.

Según un reporte de The New York Times, abogados de al menos 33 jóvenes en la zona de Nueva York que estaban en el país bajo la protección del mandato de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) reportaron los retrasos. Según ellos, los envíos iban destinados a una oficina regional de procesamiento del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos  (USCIS, por sus siglas en inglés) ubicada en Chicago.

Los defensores alegan que las solicitudes de sus clientes fueron enviadas semanas antes de la fecha límite fijada por dicha dependencia, marcada para el 5 de octubre.

Sin embargo, en distintas instancias, las solicitudes se quedaron en tránsito a su destinación, e incluso algunas “desaparecieron” de la ruta para volver a aparecer días después y ser entregadas demasiado tarde. En muchos de los casos, los abogados aseguraron que habían realizado el envío por medio de correo certificado para poder rastrearlo.

Ethan Miller/Getty Images

“Nada más porque alguien no hizo su trabajo correctamente estamos tomando a estos jóvenes inmigrantes y convirtiéndolos en [personas] que pueden ser deportadas”, dijo al respecto el congresista Luis V. Gutiérrez, representante demócrata de Illinois.

En dicho estado se reportaron 41 casos de DREAMers cuyos papeles no fueron entregados a tiempo por el servicio postal. “Esto es inaceptable”, fustigó Gutiérrez, quien puso como ejemplo los casos de dos jóvenes que enviaron sus solicitudes el 13  y 21 de septiembre, repectivamente, y fueron entregadas el 6 y el 9 de octubre, es decir, ambas a destiempo.

El programa del DACA fue creado mediante una directiva del expresidente Barack Obama y protegía a 800,000 jóvenes que llegaron de niños a Estados Unidos de ser deportados, siempre y cuando renovaran un permiso cada dos años y no tuvieran antecedentes criminales. Dicho mandato está en juego debido al anuncio de la cancelación del DACA que hizo la administración del presidente Donald Trump en septiembre y que dejaría en vilo a dichos jóvenes llamados DREAMers.

Según el mismo reporte, abogados de DREAMers en otras ciudades como Boston y Philadelphia señalaron que sus clientes no sufrieron percance alguno con sus envíos.

Luiz Rampelotto/EuropaNewswire/picture-alliance/dpa/AP Images

Tras la publicación del mencionado reportaje, y en un hecho sin precedentes, el Servicio de Correos emitió un comunicado para admitir su culpabilidad en el retraso. “[Hubo] un retraso no intencional en el procesamiento del correo en el área de Chicago”, acotó David A. Partenheimer, portavoz de la dependencia.

Pero hasta el momento, el USCIS ha sido implacable: “De acuerdo con las regulaciones del USCIS, una solicitud se considera como recibida por el USCIS de acuerdo con la fecha que aparece en el recibo de la locación dode se realizó dicha petición”, dijo por medio de otro comunicado Steve Blando, portavoz de dicha agencia. “USCIS nos es reponsable del servicio de envío postal que elige un individuo o por las demoras por parte del servicio de correos de sus proveedores”.

Según el Times, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración concluyó que sus decisiones eran finales, aunque posteriormente su portavoz aseguró que trabajarían con el USPS “para comprender y encarar el por qué ocurrió el error del USPS que ocasionó la demora”.

Ahora los DREAMers que quedaron fuera están estudiando las opciones que les quedan. Y la situación es bastante delicada: como el DACA fue una iniciativa realizada por el presidente Obama en 2012, pero nunca fue aprobada, es técnicamente imposible apelar cualquier decisión en torno a este.

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST