Mayra Mangal
October 12, 2017 AT 11:05 AM EDT

Ni la pobreza de su natal Copanatoyac, Guerrero, ni el brutal cruce de la frontera de México y Estados Unidos con 15 años, como tampoco las duras jornadas de trabajo en cocinas de restaurantes de Nueva York, han supuesto para Alfonso Verdis un mayor reto que el que ahora afronta.

El chef ejecutivo del restaurante Sanfords, en el barrio neoyorquino de Astoria es uno de los casi 800,000 DREAMers cuyo futuro ha puesto en jaque el presidente Donald Trump al ordenar el fin del programa DACA y poner en manos del Congreso el futuro de estos jóvenes.

El mandato de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) le permitió Verdis, padre de tres niños, obtener un permiso de trabajo y salir de entre las sombras para obtener el título de chef tras largos años de trabajo en los fogones, en los que ha servido a ricos y famosos como el mismísimo Rey del Pop, Michael Jackson.

El programa DACA lo aprobó el presidente Barack Obama en el 2011 para evitar que estos jóvenes fueran deportados, luego de que el Congreso no se pusiera de acuerdo para adoptar la ley DREAM que les abría un camino a la ciudadanía.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

You May Like

EDIT POST