Celeste Rodas de Juárez
December 28, 2017 AT 08:46 AM EST

Los bomberos con frecuencia protagonizan historias de altruismo y esta vez, en Myrtle Beach, Carolina del Sur, un bombero que ayudó a una niña a nacer, terminó adoptándola.

Según People, en noviembre del 2011, Marc Hadden respondió una llamada en el servicio de emergencias, para que fuera a ayudar a una mujer que se estaba dando a luz.

En ese momento Hadden nunca imaginó que solo 48 horas más tarde ayudaría a traer al mundo a la hermosa niña, a quien llamarían Rebecca Grace. “Fue increíble escucharla llorar”, recuerda.

Facebook de Mark Hadden

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 Estando en el hospital escuchó a la madre de la recién nacida decir que no podría hacerse cargo de su hija.  Aunque Haddden y su esposa ya tenían dos hijos (Will de 15 y Parker de 13), se habían quedado con el deseo de agrandar la familia y, de hecho, llevaban tiempo tratando de adoptar, así es que de inmediato él manifestó su deseo de hacerse cargo de la recién nacida.

Su esposa Beth dice que nunca olvidará la llamada telefónica que él le hizo desde el hospital. En tono de broma le dijo:  “He dado a luz un bebé”.

Bromeando, ella contestó: “¿Podemos quedarnos con ella?”

“Bueno”, respondió él: “Creo que podría estar en adopción”.

Al día siguiente la esposa del buen samaritano asistió al hospital para conocer a la madre y a su hija recién nacida. “De repente, tuve la oportunidad de decir que Marc y yo habíamos estado orando por poder adoptar durante años”, recuerda. “Y ella me miró y dijo: ‘Quiero que adoptes a mi bebé’.

Al final de ese día, la pareja había firmado papeles de custodia temporal, y solo 48 horas después de su nacimiento, la trajeron a casa. Y aunque de eso ya hace seis años,  la familia sigue cautivando a todos con su increíble historia de amor y alegría.

You May Like

EDIT POST