March 13, 2017 AT 07:30 PM EDT

El capitán Brandon Caldwell, de la Fuerza Aérea estadounidense, vivió un momento muy emotivo al ser recibido en casa por su hijo Reagan, de 9 meses. El bebé había comenzado a usar espejuelos para mejorar su visión poco después de que su padre se fuera a Antártica en una misión de dos meses.

Cuando el capitán regresó a su hogar en Nueva York, el pequeño pudo verlo claramente por primera y se puso muy feliz. En un video que ha compartido la familia se ve al bebé bailando en los brazos de su padre mientras que él le canta la canción infantil “Pat-a-cake”. El papá también se conmueve cuando el bebé descansa su cabecita sobre su pecho.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Caldwell y su esposa Amanda temían que el bebé no se acordaría de su padre, ya que él se fue a su misión cuando Reagan era muy pequeño. Pero al ver su reacción cuando lo vio, se dieron cuenta que el amor por su progenitor seguía intacto. “Puedes ver lo difícil que fue para Brandon estar separado de Reagan por la emoción que muestra cuando lo puede tener en sus brazos otra vez”, dijo Amanda, según reportó la filial de la cadena ABC en Philadelphia. “Reagan no titubeó ni un segundo y está encantado de tener a su papi de nuevo en casa”.

El bebé padece de estreptococo del grupo B, enfermedad que hizo necesario el uso de espejuelos además de traer complicaciones de salud como septicemia, meningitis y convulsiones, por lo que el pequeño Reagan ha estado hospitalizado en cuidados intensivos varias veces, reveló su madre. Tener a su padre ahora en casa seguramente será la mejor medicina.

 

You May Like

EDIT POST