Leon Monsalve/LatinContent/Getty Images
Carolina Trejos and Mayra Mangal
December 01, 2016 AT 03:00 PM EST

Los seis supervivientes de la tragedia del avión del Chapecoense seguían este jueves evolucionando, algunos en estado muy grave, a tres días después del accidente de la aeronave, que las autoridades colombianas confirmaron no tenía combustible cuando se estrelló en una zona montañosa cerca de Medellín, Colombia.

“En este caso, tristemente, la aeronave no tenía el combustible suficiente para cubrir las regulaciones necesarias en caso de contingencia”, dijo a la agencia Reuters el secretario de Transporte Aérea de Colombia, Freddy Bonilla, con lo que confirma la hipótesis generada por las conversaciones del piloto con la torre de control.

 

Los pasajeros y tripulantes que salvaron milagrosamente la vida son los jugadores del club brasileño Jackson Follman, Allan Ruschel y Helio ‘Neto’ Zampier, además de los miembros de la tripulación Ximena Suárez y Erwin Tumiri, y el periodista brasileño Rafael Henzel Valmorbida.

Solo dos de ellos están fuera de peligro, los otros cuatro se encuentran en estado crítico, según informan medios locales y el equipo médico del club.

Los miembros de la tripulación, los bolivianos Suárez y Tumiri, quienes aparentemente viajaban en la parte trasera de la nave, se encuentran recuperándose del accidente y en estado estable. “Puse maletas entre mis piernas y me coloqué en posición fetal, como avisan que hay que hacer durante un accidente”, dijo Tumiri.

Los jugadores sobrevivientes están en un estado mucho más delicado.

Follman, el arquero suplente de 24 años, se encuentra grave y le fue amputada una pierna. “Permanece estable y requiere de más cuidados intensivos”, expresó el club de fútbol a través de un comunicado.

Eternos Campeões! #ForçaChape

A post shared by Chapecoense (@chapecoensereal) on

El club también indicó que Ruschel fue sometido a una cirugía de columna vertebral y se encuentra en estado estable.

Zampier, un defensa de 31 años, permanece internado en la clínica San Juan de Dios de la Ceja después de haber perdido mucha sangre al ser el último en ser rescatado de la aeronave, cuando ya las autoridades habían perdido la esperanza de hallar a nadie más con vida.

A pesar de su estado crítico, presenta “buenas perspectivas de mejoría”, según el comunicado del Chapecoense.

De los internados en la clínica Somer, el periodista es quien se encuentra en estado más “inestable” y deberá ser intervenido de nuevo, informó el médico Guillermo Molina. “Por las fracturas [sufre] problemas respiratorios”, expresó.

Un total de 77 pasajeros que viajaban en la nave de la aerolínea boliviana Lamia, que estaba a punto de aterrizar en Medellín cuando se estrelló en su descenso al aeropuerto.

Entre los fallecidos hay 19 jugadores del modesto club que pertenece a la pequeña ciudad Chapecó, en el sur de Brasil. El desafortunado suceso truncó el sueño de los jugadores que esperanzados se dirigían a Medellín para jugar contra el club Atlético Nacional de Medellín el primer partido de la final de la Copa Sudamericana.

 

You May Like

EDIT POST