Mayra Mangal
February 16, 2017 AT 12:23 PM EST

Hoy se cumple un mes del fallecimiento de la bebé de dos meses Sherling Camacho en un hospital del Bronx a consecuencia de una larga lista de heridas.

La policía encontró en un precario estado de salud a la hija de un matrimonio de origen dominicano el pasado 10 de enero en su apartamento en la avenida Honeywell, en el vecindario de West Farms, tras responder a una llamada al 911. La persona que llamó dijo que la pequeña tenía dificultad al respirar.

“[Su muerte] ha sido calificada como un homicidio. No hay arrestos y la investigación continúa”, confirmó a People en Español el detective Ahmed Nasser, de la oficina del comisionado adjunto de la policía de Nueva York.

La causa de muerte, dijo Nasser, fue “una herida en la cabeza”.

En los reportes oficiales se dijo también que la pequeña tenía una fractura en la tibia, otra en la espina dorsal, el fémur lastimado, una costilla rota y la retina dañada, datos que el detective confirmó.

Desde su muerte, las autoridades están tratando de determinar qué le sucedió a la recién nacida y quién la lastimó de tal forma.

Los sospechosos son varios. Inicialmente se señaló a su padre, Manuel Camacho, un repartidor de pizzas de 28 años. Luego se apuntó hacia el hermanito de la niña, de 5 años, cuya comportamiento ha sido descrito como “violento” por diversas fuentes.

Ahora, las investigaciones incluyen también a dos nuevos sospechosos: la niñera de la bebé, de 35 años; y Antonio Quintana, un pariente de la familia de 60 años que vivía en el mismo domicilio.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“El único caso que está abierto hasta ahora es en la corte familiar”, dijo sobre la investigación la abogada Jessica Cuadrado, quien defiende a la madre de la menor, Katherine Camacho, de 23 años. “La madre debió saber que algo estaba pasando con su bebé, y eso en sí es suficiente para que haya una investigación de abandono en la corte”.

Cuadrado resaltó que la corte familiar trata el caso por medio de la administración de servicios infantiles. “No son cargos criminales, son cargos por abuso. No hay ramificaciones, no hay cárcel en corte familiar”.

“Nadie va a ir a la cárcel por [el caso en la corte de familia], irán a la cárcel en la corte criminal una vez que descubran lo que sucedió”, agregó.

Mientras las investigaciones continúan, el hermanito de la menor permanece separado de su madre bajo el cuidado de familiares.

“En corte familiar [la madre] ella sigue siendo responsable”, concluyó Cuadrado, quien está preparando la defensa de su clienta.

 

 

You May Like

EDIT POST