June 06, 2017 AT 03:19 PM EDT

Una joven contratista federal fue arrestada por supuestamente filtrar información clasificada como secreta a un medio de prensa, la primera persona imputada de este tipo de delito desde la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca.

Reality Leigh Winner, de 25 años y quien trabajaba para la empresa Pluribus International Corporation en Georgia, está acusada de “retirar material clasificado de una instalación gubernamental y enviarlo por correo a un medio de comunicación”.

Según CNN, Winner supuestamente filtró un reporte clasificado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) a la web The Intercept sobre un supuesto ciberataque de la inteligencia militar rusa a diversas entidades relacionadas con las pasadas elecciones presidenciales.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Winner, quien fue arrestada el 3 de junio, admitió que filtró el documento intencionalmente, según las autoridades. La directora de comunicaciones de The Intercept, Vivian Siu, señaló que recibieron el documento clasificado de manera anónima.

La joven, que afronta una pena de hasta 10 años de cárcel, no se declaró culpable el lunes en su comparecencia en un tribunal. El juez determinará durante audiencia que tomará lugar este jueves si la deja en libertad bajo fianza.

“Creo que ella está tratando de ser valiente por mí”, dijo a CNN la madre de la acusada, Billie Winner, quien se mostró sorprendida por el problema en que se encuentra envuelta su hija. “Nunca me ha dado ninguna señal de que estuviera a favor de eso”, añadió. “No sé cómo explicarlo”.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange pidió compasión para Winner, a la que alabó por dar a conocer a la opinión pública los secretos que guardan los servicios de inteligencia.

You May Like