March 11, 2018 AT 03:33 PM EDT

Era un niño de ocho años. Su única preocupación era ser feliz, jugar y disfrutar de la larga vida que tenía por delante. Una vida que le ha sido arrebatada de la forma más atroz. Hace doce días el mundo se sobrecogía ante la triste noticia de su desaparición en una localidad andaluza de Almería, España. Gente de dicha provincia y resto del país se movilizaron para unirse a la búsqueda de este pequeño risueño al que todos sus amigos, vecinos y familiares adoraban.

Desafortunadaente este fin de semana la búsqueda llegó a su fin, y no con el final que todos hubiéramos deseado. El pequeño que soñaba con ser biólogo marino y que amaba los pees, era encontrado en el coche de Ana Julia Quezada, actual novia de su padre, Ángel Cruz. Una historia de película de terror. La supuesta asesina se había mostrado de lo más afectada todos estos días con la desaparición del niño. Lloraba frente a las cámaras, abrazaba a su pareja con pena y fingía sentirse destrozada.

Pero detrás de esa imagen dulce y sensible había todo un plan maléfico que finalmente ha sido descubierto por la Guardia Civil. Parece que el cuerpo de seguridad español le seguía la pista desde hace días por diferentes actos de la mujer de origen dominicano que habían levantado sospechas. Entre ellos la aparición de una supuesta camiseta del pequeño que ella aseguró haber encontrado.

Las sospechas se hicieron evidentes cuando la mañana del domingo Ana era interceptada por la policía en un coche. Allí era detenida de inmediato al ser descubierto el cuerpo inocente y sin vida de Gabriel. Hasta el hallazgo de su cadáver, sus padres, Patricia y Ángel, de forma incansable lucharon por encontrar a su hijo dando entrevistas, conferencias de prensa y todo lo que fuese necesario para encontrar a su angelito.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La pesadilla comenzaba el pasado 27 de febrero cuando el pequeño desparecía mientras se encontraba en la casa de su abuela Carmen. El pequeño salía al encuentro de sus primos que vivían cerca, para ello tenía que pasar, como cada día, por un pequeño caminito de tierra. Iban a jugar y disfrutar de otro momento de niños, puro e inocente. Pero nunca más volvimos a saber de él.

La detenida se encuentra en dependencias policiales donde estará dando declaraciones en las próximas 72 horas. La investigación sigue su curso a expensas de que nuevos datos salgan a la luz. Una nueva vida se ha apagado injustamente y con ella un poquito de todos nosotros. Descansa en paz, querido Gabriel.

 

You May Like

EDIT POST