La víctima, en una foto sin fecha tomada de Facebook.
Facebook/Justice for David Grunwald Palmer, AK
Mayra Mangal
December 08, 2016 AT 05:05 PM EST

El cuerpo de David Grunwald, un jovencito de 16 años que había desaparecido hacía unos días en el pequeño poblado de Palmer, Alaska, fue localizado sin vida, golpeado y baleado.

Ahora las autoridades locales acusan a otro adolescente y amigo de la víctima de haber dado muerte despiadadamente al jovencito.

Grunwald fue visto con vida por última vez el pasado 13 de noviembre cuando fue a dejar a su novia en su casa. Tras su repentina e inexplicable desaparición, su padre alertó a las autoridades locales, que de inmediato intentaron localizarlo, según People.

El padre de la víctima dijo a los agentes que su hijo posiblemente habría salido rumbo a la capital, Anchorage, acompañado por su amigo Erick Almandinger, también de 16 años. Las autoridades se dieron entonces a la tarea de rastrear el vehículo del muchacho.

Las pistas encontradas por las autoridades las llevaron a sospechar de Almandinger, quien acabó confesando con pelos y señales y sin gota de arrepentimiento el crimen, informó el Alaska Dispatch News.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

 

Aparentemente, la víctima fue invitada a reunirse con su asesino y otro amigo el mismo día en que desapareció. El grupo se dio cita en una casa móvil. Ahí los tres jovencitos se dedicaron a beber alcohol y fumar marihuana.

El tercer jovencito, identificado como D.J., contó a las autoridades que Erick le pidió que le trajera un revólver calibre .40 del interior de su casa. El jovencito obedeció y cuando llevó el arma al tráiler los tres adolescentes se pusieron a jugar con ella.

Según el relato del testigo, en determinado momento Almandinger golpeó sin misericordia a su amigo hasta dejarlo casi inconsciente.

Acto seguido, los dos jovencitos subieron a Grunwald malherido a un vehículo para llevarlo a una zona boscosa. En el trayecto, siempre según el testigo, el muchacho rogaba por su vida y pedía que lo llevaran a casa de su novia.

Ambos lo ignoraron y lo llevaron a un bosque, donde un nuevo sujeto identificado como A.B. le dio el tiro de gracia.

La policía indicó que tras su arresto, el sospechoso confesó el crimen y solo derramó una lágrima cuando los agentes le contaron que su amigo lo había delatado.

Al preguntarle sobre los motivos que lo llevaron a matar a su propio amigo, el acusado dijo que lo hizo porque se había fumado toda su marihuana, según una declaración jurada obtenida por People.

Ahora, Almandinger enfrenta cargos por asesinato y permanece bajo custodia de las autoridades, sin abogado y derecho a fianza.

Los padres del difunto aseguraron al diario local que David “era muy dulce, cariñoso y respetuoso” y que su asesinato es un acto de “cobardía”.

 

 

You May Like

EDIT POST