placeholder
June 27, 2017 AT 03:19 PM EDT

El viernes la policía de California acusó formalmente a Aramazd Andressian Sr., de 25 años, por el asesinato de su pequeño hijo de cinco años Aramazd Andressian Jr., que había desaparecido en Pasadena. La última vez que se le había visto fue en el mundo mágico del parque Disneyland, en California, el 20 de abril.

Según el diario La Opinión, de Los Ángeles, ni el pequeñito ni su cuerpo han sido encontrados todavía; sin embargo, las autoridades creen que su padre le habría quitado la vida y que no será imposible probarlo, incluso cuando no hayan dado con el cuerpo de la criatura.  Tenemos muchas evidencias que lo señalan cómo el responsable de quitarle la vida a su hijo. Lo único que nos falta es el cuerpo. Ya hemos tenido otros caso similares”, declaró Joe Mendoza, teniente de homicidios del Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD).

Los Angeles Sheriff's Department via AP

Las sospechas en contra de Andressian surgieron cuando su hijo desapareció mientras estaba bajo su custodia. El 22 de abril tenía que entregárselo a su madre Ana Estévez —de quien se estaba divorciando— pero él no llegó y en vez de eso fue hallado inconsciente en su automóvil BMW de cuatro puertas, color gris estacionado en Arroyo Park en la ciudad de South Pasadena. El niño no estaba con él, por lo que su padre fue detenido por la policía.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Después de pasar varios días en prisión, el sospechoso tuvo que ser dejado en libertad por falta de pruebas. Al salir de la cárcel, se fue a Nevada sin sospechar que la policía lo estaba siguiendo todo el tiempo. “Llevaba 47 día socializando en Las Vegas. Nos dimos cuenta porque lo teníamos vigilado. Y su forma actuar no coincidía con el de un padre que sufre. Si mi hijo hubiera desaparecido, yo andaría haciendo lo que su madre, repartiendo volantes, buscándolo por todas partes”, dijo Mendoza.

Asimismo, el padre había cambiado bastante su apariencia, pues se había quitado el bigote y la barba, y se había cortado el cabello. También las investigaciones indican que estaba a punto de abandonar el país, y que quería viajar a un lugar que no tuviera acuerdo de extradición con Estados Unidos.

Al parecer Estévez y su aún esposo se enfrentaban en un proceso de divorcio bastante turbulento, y las autoridades creen que esto pudo haberlo inducido a asesinar a su hijo. A través de un comunicado, ella manifestó que su corazón está roto y que extrañará a su hijo “inmensamente cada segundo de cada día” del resto de su vida.

You May Like

EDIT POST