Andrés Rubiano
December 21, 2016 AT 10:57 AM EST

Tras la tragedia del avión que transportaba al equipo de fútbol Chapecoense, un nuevo accidente aéreo tiene conmocionado a Colombia.

El Boeing 727 de matricula HK4544 se precipitó a tierra en la tarde del martes, tan solo momentos después de que despegara del aeropuerto de la población de Puerto Carreño, capital del departamento de Vichada.

Habitantes de la región observaron perplejos una tragedia que se pronosticaba desde el mismo momento en que el avión realizara un forzado despegue, cuando perdió una de sus llantas –como lo afirma un testigo- luego de que el tren de la aeronave chocara contra las cercas del aeropuerto al no poder obtener una altura ideal.

Con teléfonos en mano, y un poco incrédulos ante lo que veían, los testigos grabaron consternados los momentos previos a la colisión, mostrando a la aeronave poco a poco perdiendo altura en el horizonte para luego transformarse en una bola de fuego que materializaba los peores pensamientos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La aeronave de carga, que partió con rumbo hacia Bogotá, cayó a tierra a cinco millas del aeropuerto en el sector de Las Granjas, tan solo tres minutos después de despegar, según lo confirmó en su sitio en línea el diario colombiano El Tiempo.

El siniestro dejó un saldo de cinco personas muertas: el piloto Jaime Cantillo, el copiloto Mauricio Guzmán, el ingeniero de vuelo Pedro Duarte, el despachador Felipe Vargas y el operario Nelson Rojas. Armando Vargas, técnico de vuelo, fue reportado como el único sobreviviente del accidente.

You May Like