June 12, 2018 AT 11:44 AM EDT

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El excampeón olímpico de esquí, Bode Miller y su esposa, sufrieron la pérdida de su bebé de 19 meses de nacida, Emeline Grier Miller.

El trágico suceso ocurrió porque la bebé, Emeline, murió ahogada en una piscina del vecindario de Coto de Caza, en California, confirmó People. La hija del atleta, –famoso por su participación en Juegos Olímpicos de Invierno– fue auxiliada por paramédicos que se personaron al lugar.

El Departamento de Bomberos del Condado Orange dijo que los paramédicos llegaron corriendo a la escena y allí le dieron los primeros auxilios a la bebé, le hicieron CPR (resucitación cardiopulmonar) antes de transportarla a un hospital cercano donde no pudieron resucitarla explica People. El departamento de policía del Condado Orange también confirmó la muerte de la menor.

Miller escribió en sus redes sociales un mensaje explicando que Emeline había fallecido y solicitaba privacidad. “Estamos más que devastados. Nuestra bebé, Emmy, falleció ayer. Jamás en un millón de años hubiéramos pensado en experimentar un dolor como este”, detalló Miller.

Además, el atleta norteamericano expuso que: “su amor, su luz, su espíritu, nunca será olvidado. Nuestra pequeña niña amaba la vida y la vivía al máximo todos los días. Nuestra familia respetuosamente solicita privacidad durante este tiempo doloroso”.

La pequeña nació en noviembre de 2016. Bode Miller y su esposa, la volibolista de playa profesional, Morgan Beck, tuvieron a Emeline Grier Miller, convirtiéndose así padres de dos hijos Nash Skan y Emeline. Por eso, Emeline pasaría a ser la cuarta hija del esquiador profesional, que también era papá de: Samuel y su hija Neesyn, de relaciones anteriores, informa People.

You May Like

EDIT POST