August 01, 2017 AT 01:18 PM EDT

Este ha sido un año turbulento para Eldrick “Tiger” Woods, considerado uno de los mejores deportistas de todos los tiempos.

El golfista de 41 años fue arrestado el 29 de mayo en Júpiter, Florida, tras conducir su lujoso Mercedes-Benz en estado de intoxicación. Al arresto le siguió su paso por una clínica de rehabilitación donde se reportó recibió tratamiento por una adicción a medicamentos para el dolor.

Su odisea policíaca aún no termina, pues Woods tiene cita con la justicia el 9 de agosto para enfrentar un cargo por conducir bajo los efectos de sustancias. Sin embargo, en la vida del deportista existen dos luceritos que se han convertido en su refugio ante las vicisitudes de la vida: sus hijos Sam Alexis y Charlie Axel, de 9 y 8 años, respectivamente, quienes se han dejado ver con frecuencia al lado de su papá este verano.

¡Mira cómo han crecido sus hijitos!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

You May Like

EDIT POST