Mayra Mangal
February 07, 2017 AT 11:16 AM EST

Tras las dudas que se generaron por su prolongada ausencia de la Casa Blanca, la primera dama, Melania Trump parece haber tomado los primeros pasos para acomodar la mansión presidencial a su gusto.

Hasta ahora la esposa del presidente Donald J. Trump había brillado por su ausencia en eventos públicos y no fue hasta este fin de semana que se la vio al lado de su marido en su residencia de Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida.

Pues bien, parece que poco a poco la primera dama de 46 años se alista para mudarse del lujoso apartamento en el Trump Tower de Nueva York -donde aún vive mientras su hijo Barron, de 10 años, completa el curso escolar- a la residencia presidencial en Washington.

Prueba de ello es la contratación de la decoradora Tham Kannalikham para que se encargue de redocorar los históricos salones de la residencia. La experta trabajó anteriormente con la empresa de moda Ralph Lauren, con la que Melania tiene una conexión personal, ya que fue la encargada de diseñar parte de su vestuario para la investidura de su marido.

JIM WATSON/AFP/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Kannalikham dispondrá de un presupuesto federal $100,000 para retocar la residencia y el despacho  Oval, según CNN. Aunque, como señala la misma cadena, los Trump podrían asumir ese gasto como lo hizo el expresidente Barack Obama hace ocho años.

“La Sra. Trump admira profundamente los aspectos históricos de la Casa Blanca y con la experiencia y gusto tradicional de Tham, se enfocarán en integrar perfectamente la elegancia y el confort en los espacios en que el presidente, la primera dama y [su hijo]  Barron pasarán su tiempo familiar y a los que llamarán su hogar”, dijo la asesora interina de la primera dama Stephanie Winston Wolkoff a la revista WWD.

La contratación de la decoradora contradice los rumor de que la primera dama y su hijo no se mudarían a Nueva York. Ambos, insisten fuentes cercanas a Melania, permanecerán en Nueva York solo hasta que el niño acabe este curso en un colegio privado de Manhattan.

Melania, que ha insistido en llevar personalmente al niño a la escuela todos los días, ha tenido que ser escoltada por un fuerte equipo de seguridad para hacer el viaje de la Trump Tower, ubicada en el centro de Manhattan, a la zona del Upper West Side, lo que ha repercutido en sus compañeros desde que su padre asumió la presidencia en enero 20.

You May Like

EDIT POST