Jason LaVeris/FilmMagic
Teresa Aranguez
December 10, 2016 AT 12:45 PM EST

La vida de Jennifer López es una montaña rusa llena de emociones, pero sin duda, son sus gemelos de 8 años Max y Emme quienes la hacen mucho más completa y especial.

Por eso, en una cita tan significativa como el regreso a su espectáculo en Las Vegas, All I have, ellos no podían faltar. Vestidos en riguroso negro a juego el uno con el otro, los hijos de Marc Anthony se convirtieron en el mejor apoyo y los fans número uno de mami.

“¡Han querido venir a apoyar a mamá en su primer show de vuelta a Las Vegas!”, escribía la cantante de 47 años en su cuenta de Instagram.

Conforme se hacen mayores más acentuados son los rasgos de los pequeños. Emme es una calcamonía de mami, coquetona y pendiente de su estilo. Max es la viva imagen de papi, divertido y dicharachero a donde va.

I ❤️️❤️️❤️️❤️️❤️️ THIS FACE #mybaby #coconut #marshmallowprincess #lulu

A post shared by Jennifer Lopez (@jlo) on

Los reyes de la casa se han acostumbrado a la vida de su progenitora. La acompañan a donde va, por eso reciben educación en casa. “No soy normal, nuestra vida no es normal. He llegado a aceptar esta situación”, declaraba a principios de verano a la revista People. “Ellos son niños muy felices, adaptados, amables, amorosos, y eso es lo más importante. Lo esencial es que estén con su madre y no se sientan abandonados”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Además de una madre entregada, la multifacética artista está muy comprometida con su carrera. Jennifer vuelve a la televisión con la segunda temporada de la serie Shades of blue en marzo del 2017 y, entre toma y toma, se escapa al estudio para grabar lo que será su nuevo disco en español, supervisado por Marc. Una agenda que se completa con su nueva temporada de shows en Las Vegas. ¿Qué más se puede pedir?

You May Like

EDIT POST