January 26, 2017 AT 11:32 AM EST

Jacqueline Bracamontes recordó que cuando rodó la película Un padre no tan padre, de próximo estreno, estaba embarazada de su hija pequeña, Renata, de ahora seis meses.

“A los dos días que terminé la filmación se me botó la panza, fue de verdad muy obediente desde la panza mi [hija]“, dijo a Mezcalent.

¿Y cómo está ahora Renata?
Hermosa, seis meses ya, gordita, preciosa, risueña, ama a sus hermanas, de verdad que es un ángel esa niña.

Con tres tienes las manos llenas ¿no?
Mi casa ya sabrás está llena de gritos, sombrerazos, sonrisas, de carcajadas. Ahora que estoy trabajando llego a mi hotel y me hace falta algo, mis hijas son mi vida, son mi todo, son definitivamente mi prioridad, aunque amo mi trabajo pero por otro lado siento que les estoy dando un ejemplo de ser una mamá trabajadora. El día de mañana van a decir: “Mi mamá fue chambeadora (trabajadora) desde que me tenía en la panza”.

¿Cómo describirías la personalidad de las tres?
Jackie, la mayor es más como yo, de personalidad. Carolina es igualita a su papá, desenfrenada, va, no le importa, no tiene miedo a nada; y Renata todavía no sé, ahorita la siento dividida como que en medio, pero eso sí, ella es feliz y sonríe y todo mientras le des de comer.

You May Like

EDIT POST