Teresa Aranguez
November 12, 2017 AT 12:53 PM EST

Como es habitual en la vida de Kim Kardashian, su tercer baby shower ha sido de todo menos discreto. Instagram y el resto de redes sociales se han hecho eco de este acontecimiento en el que el color rosa y las flores han sido las grandes protagonistas (¿será que lo que llega es una niña?).

Aunque sin duda, la imagen del día la protagonizaron las hermanas Kardashian que, con unos atuendos de lo más llamativos, posaron juntitas y de lo más sonrientes.

La protagonista de la velada fue Kim, quien eligió un atrevido top y una ceñida falda de tubo que marcaban sus exhuberanes curvas.

Además de sus hermanas, Kylie, Kendall y Khloé, también asistieron a la megafiesta Chrissy Teigen, Jen Atkin, Anastasia y, por supusto, la pequeña North West, que fue el centro de atención.

La fiesta temática llevaba el nombre de Té para tres, donde por supuesto, además de esta bebida, había comida para picar y otros placeres para el paladar.

Pero sin duda fue la decoración del lugar lo que dejó a todos atónitos. A pesar de la temporada, había cerezos en flor y las flores blancas inundaban el suelo. Las mesas y sus ornamentos también eran dignas de ver, y así lo pudimos hacer gracias al video que Kim publicó en su Instagram Stories.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Recordemos que Kim será mamá por el método de subrogación debido a los problemas de salud que tuvo en su último embarazo. A sus 37, ha preferido evitar sustos y poder dar la bienvenida a su hijo número tres con su marido Kanye West sin contratiempos.

Inseparable como siempre, su madre Kris Jenner estuvo al lado de su hija con quien además de un gran parecido físico, le une una preciosa relación madre e hija. ¡Felicidades!

 

You May Like

EDIT POST