Jeannette Torres
August 10, 2017 AT 04:43 PM EDT

El inicio de un nuevo año escolar significa un momento de cambios, pero no solo para los niños, sino también para nosotras las madres. El regreso a clases cambia la dinámica del hogar. Hoy en día, las demandas y exigencias académicas suben como la espuma, lo que hace que desafortunadamente en muchas ocasiones proyectos, exámenes y tareas sean el único tema de conversación con nuestros hijos.

Ya sea que trabajemos fuera de casa o no, las tardes se convierten en un acto de total malabarismo. Así como nos aseguramos de que nuestros hijos tengan todo lo necesario para un nuevo año en la escuela, nosotras también nos tenemos que asegurar de que tenemos lo que necesitamos para un nuevo año en casa.

Aquí algunos consejitos que debemos tener presentes.

• Desconectados – La tecnología representa una distracción muy poderosa. Establezcamos una regia donde todos, sin excepción alguna, suelten los teléfonos al llegar a casa.

• Organización – Aprovechemos el tiempo determinado que tienen nuestros hijos par hacer tareas u preparemos la cena y hasta adelantemos un poco de almuerzo del día siguiente. Así todos estamos en acción al mismo tiempo.

• Conexión familiar – Puede que esto parezca raro, pero quienes lo hemos vivido lo entendemos. Identifiquemos un momento diario para hablar con nuestros hijos de todo MENOS de la escuela. No importa el lugar ni el tiempo que nos tome. Ya sea de camino a casa o después de comer, o mientras recogemos la mesa. Ya sea por cinco, diez o treinta minutos. Es en estos instantes en los que realmente nos enteraremos de lo que piensan, qué les preocupa y en los que les enseñamos cosas que no se aprenden en la escuela.

Como madres, nuestra responsabilidad es que nuestros hijos posean todas la herramientas necesarias para tener un año escolar exitoso. También de que nuestra unión familiar se fortalezca con el paso de los años. Después de todo, ese es el éxito que realmente vale.

You May Like

EDIT POST