Carolina Trejos
September 11, 2017 AT 05:03 PM EDT

Beyoncé, quien se encuentra en el primer trimestre de su posparto tras dar a luz a sus gemelos, tuvo un fin de semana bastante ocupado en Houston, su ciudad de origen.

La cantante visitó el viernes la iglesia de St. John, a cuyos servicios asistía de niña y en cuyo coro debutó como cantante, para servir comida a unos 400 damnificados en compañía de su hija Blue Ivy y su mamá Tina Knowles.

“Esta iglesia es mi casa”, dijo la esposa de Jay-Z a los feligreses, según Entertainment Weekly. “Tenía como nueve o 10 años la primera vez que me senté allí donde mi hija está sentada. Canté mi primer solo aquí y solo les quiero dar las gracias por alentar a mi familia, por orar por mí, por ser un ejemplo tan increíble de lo que es el amor y la luz”.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

La intérprete de “Single Ladies” dejó en claro a todos los miembros de la congregación que siente que ellos son su familia. “Houston es mi casa. Le agradezco a Dios que están bien. Que sus hijos están bien… Solo quiero decirles que los amo”, expresó. “He sido bendecida para bendecir a otros y le pido a Dios poder seguir haciendo eso por más personas”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Para completar su visita a Houston, la familia Knowles-Carter decidió hacer una parada en su restaurante preferido para comer pollo frito, Frenchy’s Chicken.

“Después de servir todo el día, llega nuestro turno para comer en nuestro lugar favorito”, compartió Tina Knowles en Instagram. “Comimos pollo, fríjoles rojos y arroz. Tienen las mejores papas fritas del mundo”.

Por medio de la organización BeyGOOD, Beyoncé y sus excompañeras del grupo Destiny’s Child, Michelle Williams y Kelly Rowland, además de su familia y otras celebridades han ayudado, se han solidarizado a través de la organización BeyGOOD que asiste a los afectados por las devastadoras inundaciones que dejó Harvey en Texas.

You May Like

EDIT POST