December 21, 2017 AT 07:12 PM EST

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Cuando vives en una ciudad como Nueva York siempre es bueno tomar un descanso del ajetreo, el trabajo y el bullicio de la gran urbe. Para los que a veces no pueden tomarse un avión e irse a una playa paradisíaca, siempre está la opción de hacer un roadtrip a un lugar que no esté muy lejos de la ciudad. Eso es exactamente lo que hicimos mis amigas y yo y la experiencia valió la pena.

Decidimos irnos por dos días a North Fork, Long Island, un lugar a dos horas de Manhattan conocido por sus encantadores vinos. La mejor manera de llegar ahí es en carro y si planeas ir con amigas como lo hice yo lo más recomendable es que elijas un vehículo amplio para acomodar las maletas, cómodo para que el largo viaje y sobretodo seguro para no tener ningún inconveniente en el camino. La nueva Traverse todoterreno de Chevrolet fue la elección ideal ya que nos hizo el viaje mucho más placentero. Además, está completamente rediseñada para complacer los gustos de los pasajeros de todas las edades, incluyendo cargador de teléfono, bluetooth y Wi-fi, entre otras  características muy útiles.

Una vez en North Fork visitamos viñedos como el Sparkling Pointe donde disfrutamos del hermoso paisaje, nos tomamos las fotos del recuerdo y por supuesto probamos algunos de los mejores vinos que se elaboran en ella zona. Definitivamente fue un fin de semana inolvidable. North Fork es una excelente opción para olvidarse del estrés y pasar unos días de tranquilidad disfrutando de paseos al aire libre y excelentes vinos. ¿Se te antoja visitarlo?

 

 

 

 

 

 

You May Like

EDIT POST