Dr. Juan J. Rivera
September 08, 2017 AT 01:04 PM EDT

La mujer latina, que es el norte de nuestra comunidad, se pasa la vida cuidando de todos y muchas veces se olvida de atenderse a sí misma. Hay enfermedades que la afectan de manera desproporcionada en comparación con los hombres, por lo cual es importante tenerlas en cuenta para poder prevenirlas o detectarlas a tiempo.

ENFERMEDAD DEL CORAZÓN
Es un mito sumamente peligroso que las mujeres no sufren infartos cardíacos tanto como los hombres. De hecho, es una de las principales causas de muerte y muchas veces no es tan fácil identificar los síntomas, ya que se presentan de manera atípica. En una mujer se manifiesta en dificultad respiratoria, cansancio, dolor estomacal y hasta dolor en la parte superior de la espalda, en lugar del típico dolor de pecho en el lado izquierdo que irradia al brazo izquierdo o la mandíbula.

Prevención
• Mantener un peso ideal.
• Dar por lo menos 10,000 pasos al día.
• Dormir 7-8 horas diarias.
• Buen manejo del estrés.
• Hacerse un chequeo anual en el que midan los niveles de colesterol, azúcar y la presión sanguínea. Recomiendo también que si es mayor de 40 años se haga un electrocardiograma, ultrasonido del corazón y la prueba de esfuerzo.

CÁNCER DE MAMA
Este tipo de cáncer es el más común en la población femenina. Puede presentarse en forma de algún tipo de masa o nódulo palpable en el seno, aunque muchas veces se puede desarrollar sin síntoma alguno. Por eso es importante hacerse una mamografía anual a partir de los 40 años.

Prevención
• Amamantar a los bebés reduce el riesgo.
• Evitar el uso de hormonas.
• Consumir por lo menos cinco porciones diarias de frutas y verduras.
• No realizarse estudios radiográficos innecesarios.
• Hacer ejercicio por lo menos cinco veces a la semana.

OSTEOPOROSIS
La osteoporosis es una dolencia en la que la persona va perdiendo densidad en los huesos, lo que los hace más propensos a fracturarse. El casi 70 por ciento de los casos son mujeres, ya que sus huesos comienzan a debilitarse a partir de la tercera década de vida. Existen muchos factores de riesgo: edad avanzada, tabaquismo, sedentarismo, consumo excesivo de alcohol, uso crónico de ciertos medicamentos como los esteroides y un consumo bajo de calcio en la dieta.

Prevención
• Consumir alrededor de 1,200 mg de calcio al día. Se puede lograr ingiriendo alimentos como leche baja en grasa, queso, yogur, sardinas, vegetales verdes y cereales y jugos fortificados.
• 15 minutos de sol diarios proveen la vitamina D que se necesita para que los huesos absorban calcio.
• Disminuir el consumo de cafeína a no más de 2 tazas al día.
• Ejercicio con pesas para aumentar masa muscular, lo que a su vez protege los huesos.
• Hablarle al doctor sobre una prueba de densidad ósea.

DEPRESIÓN
De acuerdo a las estadísticas, las mujeres corren el doble de riesgo de sufrir de depresión en comparación con los hombres. El llorar constantemente, no disfrutar de actividades que antes se disfrutaban, no poder dormir, aumento de peso y dificultad para concentrarse son todos posibles síntomas de este trastorno. Lamentablemente, en nuestra cultura todavía muchos piensan que la depresión es un invento, una excusa de la persona y que la misma se puede y debe curar sola. No es así. La depresión es una enfermedad como cualquier otra y de no atenderse debidamente, puede llevar a consecuencias fatales como el suicidio.

Prevención
• Hacer del ejercicio un hábito. La liberación de endorfinas al ejercitarse brinda una sensación de bienestar.
• NO al alcohol.
• Practicar la meditación como medida para controlar el estrés y evitar que se acumule en el cuerpo y la mente.
• Incluir en la dieta alimentos ricos en omega-3, como, entre otros, el aguacate, el salmón, las nueces o la mantequilla de maní.
• Acudir a un sicólogo si la persona siente que no puede lidiar sola con los problemas.

Esta columna apareció en la edición de agosto 2017 de People en Español

You May Like

EDIT POST