December 25, 2017 AT 12:59 PM EST

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las fiestas navideñas son inevitablemente una época de excesos en la que vaciamos la billetera comprando regalos y nos llenamos el estómago comiendo riquísimo junto a nuestros seres queridos. ¿Quién es capaz de no repetir ese sabroso plato que ha cocinado mamá, quién se resiste a la copita que te ofrece tu gran amigo? Nadie, verdad.

Bueno, también es verdad que luego llega enero y nos miramos al espejo con cara de fastidio ante los efectos de la felicidad navideña. Para evitar que le causemos males mayores a nuestra cintura, hablamos con la experta en nutrición y entrenadora personal Ingrid Macher, autora de libros de éxito como De gordita a mamacita o Al rescate de tu nuevo yo.

¿Qué puedes recomendar a quienes desean disfrutar de las fiestas, con sus comidas y bebidas, sin después pagarlo en exceso?, ¿se puede disfrutar sin pecar?

La época navideña siempre viene cargada de mucha comida, fiestas y, aunque parece imposible evitarlo, existen varias cosas que puedes hacer para no caer en la tentación. Te comparto unos tips.

Nunca vayas con el estómago vacío a una fiesta, asegúrate de hacer una merienda que contenga proteína y fibra. Te ayudará a que cuando llegues al lugar, tu atención se centre en la gente y no en la comida.

Ya en la fiesta, si aún tienes hambre porque todo entra por los ojos, escoge un plato pequeño y llénalo de muchos vegetales y proteína. Recuerda que no importa la época del año, siempre los carbohidratos son un ¡NO..NO!

Ahora hablemos de las bebidas, parte importante de las celebraciones. Escoge licores blancos que no contengan azúcar, como vodka, gin y whiskey. Lo mismo pasa con las bebidas que utilizas para mezclar los tragos: evita los jugos, gaseosas y bebidas energética, mejor utiliza club soda, agua tónica o limón.

Uno de los tips más importantes es siempre acompañar un trago con agua para evitar deshidratarnos y, por supuesto, no tener una explosión de insulina y no terminar comiendo de más.

Toma vitamina C o electrolitos en medio litro de agua antes de dormir, que te ayudará a levantarte sin resaca en caso de que se te vaya la mano tomando y te ayudará también a tener un sistema inmune fuerte, ya que esta época es una en la cual la gente tiende a enfermarse más por los excesos de comida y las condiciones del clima.

En conclusión, se puede disfrutar de las fiestas si somos moderados y pecamos de vez en cuando asegurándonos de tomar buenas decisiones a la hora de elegir el día en que queremos hacerlo.

Courtesy of Ingrid Macher

¿Hay algo en particular que deberíamos evitar durante las Navidades?

Yo creo que la respuesta es obvia… las frituras, las harinas. Esto incluye pan, galletas, bizcocho y platos típicos que contienen cantidades exageradas de carbohidratos y grasas hidrogenadas. Por otro lado, las bebidas con o sin alcohol tienen una gran cantidad de azúcar y carbohidratos. Finalmente, los dulces de toda índole, ya que estos son responsables de enfermedades como la diabetes y el cáncer.

¿Hacemos un descanso en el ejercicio durante las Fiestas, disminuimos el ritmo o vamos más al gimnasio que nunca para quemar lo que comemos en exceso?

Cuando tenemos un exceso, lo más importante es ir al gimnasio al día siguiente y hacer cardio en ayunas. Nos ayuda a confundir a nuestro cuerpo y aprovechar las calorías extras para darle un empujón al metabolismo, y de esta manera acelerar el proceso de quema de grasa. El ejercicio de alta intensidad en combinación con las pesas te ayuda a mantener tu cuerpo quemando grasa hasta 48 horas después de hacerlo. Así que, de ninguna manera, podemos parar de ejercitarnos ya que este aliado es maravilloso para comenzar el año siguiente en una salud óptima y sin preocupación de tener unas libras demás, dándonos espacio para enfocarnos en otras metas relacionadas a diferentes áreas de nuestra vida.

 

You May Like

EDIT POST