Joaquim Utset
February 27, 2017 AT 12:49 PM EST

Si alguien sabe qué se siente tras una metedura de pata ante una audiencia de millones de espectadores, ese es Steve Harvey, quien se convirtió en el hazmerreír del plante tras anunciar la ganadora equivocada en Miss Universo el año pasado.

Por eso el comediante afroamericano se apresuró a salir en defensa de los actores Warren Beatty y Faye Dunaway, quienes pasaron por el mal trago de leer el ganador erróneo al conceder el premio a la Mejor Película en la ceremonia de los Oscar del domingo.

“Llámame Warren Beatty, te puedo ayudar a superar esto”, escribió Harvey en un tuit compartido este lunes.

Quienes tampoco se quedaron callados fueron los organizadores de Miss Universo, que también acudieron a las redes para reaccionar con humor al histórico fiasco de la velada de anoche.

En otro tuit le dijeron a los responsables de los Oscar que “su gente” llame a “su gente” para darle consejos sobre cómo afrontar una situación embarazosa como esa. “Sabemos lo que se debe hacer”, agrega el mensaje.

Emma Stone puede que se llevara el Oscar a mejor actriz y Casey Affleck el de mejor actor, pero los verdaderos protagonistas de la velada más importante de Hollywood fueron dos anónimos ejecutivos de una firma de contabilidad.

En el barullo que se formó en el escenario tras el fiasco en la entrega del premio a Mejor Película se podía ver a un señor y una señora con rostros muy preocupados. Eran Martha Ruiz y Brian Cullins, los dos ejecutivos de la empresa PricewaterhouseCooper (PwC, por sus siglas en inglés) encargados de custodiar las carteras con los sobres ganadores y quienes supuestamente debían entregarlos a los presentadores.

Son las dos personas que en cada ceremonia se les ve desfilar por la alfombra roja con unas carteras negras muy elegantes, en las que se guardan los sobres con los nombres de los triunfadores de la noche. Se supone que son un secreto, así que siempre se hace el chiste de que ellos son los únicos que saben antes de la gala quiénes ganarán y quienes serán los perdedores.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Hoy, tras los sucedido, los que deben sentirse mal esta vez son ellos.

“Si fueran mis contables, los despediría”, aseguró el presidente de CBS, Leslie Moonves.

PwC también acudió a las redes para pedir perdón por lo sucedido.

“Pedimos perdón a Moonlight, La La Land, Warren Beatty, Faye Dunaway y los espectadores de los Oscar por el error que se produjo en el anuncio de la mejor película”, dice la empresa en un comunicado colgado en Twitter. “A los presentadores se les entregó el sobre de la categoría equivocada y cuando se descubrió, se corrigió de manera inmediata. Nos encontramos investigando ahora cómo eso sucedió, y lamentamos profundamente que haya ocurrido”.

“Agradecemos la elegancia con la que los nominados, la Academia, ABC y [el presentador] Jimmy Kimmel manejaron la situación”, agrega el texto.

 

 

You May Like

EDIT POST