Lena Hansen
December 04, 2017 AT 02:53 PM EST

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Prestar su voz a la “tía Rosita” de la nueva película Coco ( Disney Pixar) fue un sueño hecho realidad para Selene Luna. “Para mí es muy personal. Soy una inmigrante mexicana y es una oportunidad de mostrarle al mundo lo bella que es la cultura mexicana”, dijo en exclusiva a People en Español sobre la cinta animada, que tiene un elenco completamente hispano. “En este clima político es importante mostrar lo positivo de las diferentes culturas y como contribuyen a Estados Unidos”.

La tía Rosita le trae gratos recuerdos de su hogar. “Me recuerda a las mujeres mayores de mi familia. Es muy amorosa y atenta, pero a la misma vez siempre está nerviosa”, dice de su personaje. “Es mi primera experiencia interpretando a un dibujo animado. Te obliga a usar tu imaginación y me he divertido mucho haciéndolo. Fue muy emocionante”.

La actriz de 46 años —que estará de gira por Estados Unidos con otros comediantes con el show United Colors of Comedy— está disfrutando la vida de recién casada. “Él es mi roca”, dice de su esposo, el sommelier Adam Leemon, a quien le dio el sí en mayo. “En esta industria hay mucha presión y rechazo, pero él siempre está ahí para mí. Lo hace todo más fácil”.

La actriz —que mide 3 pies y 10 pulgadas— habló sin tapujos sobre los retos de ser una persona pequeña en Hollywood y desafiar los estereotipos sobre las personas como ella en la industria del entretenimiento. “La mayoría de las veces solo nos consideran un accesorio. Siempre somos el duende navideño, la criatura mítica. Nunca es un rol humano”, dice con la excepción del papel rompebarreras de Peter Dinklage en la serie Game of Thrones.

“Casi nunca presentan a la gente pequeña como personas pensantes con verdaderos sentimientos. Siempre es como un prop”, lamenta. “La manera en que he combatido este falso concepto y he intentado crear un nuevo estándar ha sido a través de la comedia en vivo. Cuando estás sobre un escenario como comediante a la gente no le importa cómo luces o de dónde vienes. Si los haces reír, te escuchan. Esa ha sido una plataforma que me ha empoderado”.

Barry King/Getty Images

Luna, quien debutó como comediante hace dos décadas, dice que presentarse frente a una audiencia en vivo sedienta de risas nunca la intimidó. “He enfrentado tanta adversidad en mi vida que eso me preparó para la comedia en vivo”, reflexiona. “No me pongo nerviosa fácilmente”.

El padre de la actriz, un inmigrante mexicano que tenía tres trabajos para sostener a la familia, le enseñó a ser perseverante. “Nos enseñó que si tienes una meta en la vida tienes que sacrificarte hasta lograrla,” añade. “Me enseñó ese principio: ‘No te quejes y haz lo que tienes que hacer’ ”.

Otra inspiración para ella fue el actor mexicanoamericano Edward James Olmos, quien tiene el rol de Chicharrón en Coco. Luna, quien se crió en el este de Los Ángeles, dice que lo veía como un ejemplo a seguir y se siente orgullosa de ahora compartir créditos con el histrión. “Si trabajas duro, tienes la tenacidad y crees en lo que haces,” asegura ella, “eso sí se recompensa de la manera más satisfactoria”.

You May Like

EDIT POST