September 13, 2017 AT 05:58 AM EDT

El León de Oro que recibió Guillermo del Toro en el Festival de Cine de Venecia por su película The Shape of Water ha sido motivo de satisfacción para su natal México, debido a que es uno de los directores más queridos del país. Sin embargo, confesó sentirse incómodo cuando el presidente de esta nación, Enrique Peña Nieto, le extiende felicitaciones por sus triunfos.

“No, no me gusta cuando [Peña Nieto] me felicita”, advirtió Del Toro en una conferencia de prensa. “No me gusta porque México es un país que ha tenido grandes personas de todo: atletas, artistas, científicos, filántropos, etc., pero no hay grandes políticos. A veces me pregunto: ‘¿Cómo es posible que no nazcan diez políticos que hagan lo que se tiene que hacer, que tengan esa vocación?’ ”.

Para el director de El laberinto del fauno es injusto que mientras otros profesionales se preparan para destacarse y hacer su trabajo lo mejor posible, no ocurra lo mismo con los políticos mexicanos.

Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Sin embargo, lo que es la clase política está totalmente pervertida; hay todo un rollo para hacer justamente lo contrario de lo que debería hacer”, mencionó. “Cuando me preguntas de Peña Nieto, lo cierto es que me parece absolutamente aterrador que en su función haga todo lo opuesto de lo que se supone que debe  hacer”.

Guillermo del Toro no busca hacer “proselitismo” y sólo pretende hacer correctamente su trabajo como director, pero al mismo tiempo considera que debe haber una nueva consciencia en los mexicanos a nivel político y social para que se produzcan los cambios positivos.

“Como ciudadano y como narrador voy a hacer lo que me toca”, concluyó.

You May Like