Redacción People en Español
March 30, 2017 AT 08:41 PM EDT

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las películas animadas se diferencian de las de imagen real por varias razones. Pero la más destacada es siempre la constante alteración del guión, en ocasiones, hasta pocos meses antes del estreno.

Frozen no fue una excepción. El ya clásico de los estudios Disney, el noveno filme más taquillero de la historia del cine en todo el mundo, empezó de forma muy distinta a la versión que se estrenó en cines en 2013.

Según un artículo de Entertainment Weekly, en un principio las dos estrellas del filme, Anna y Elsa, no eran princesas, ni siquiera hermanas. La primera era una joven bondadosa, la heroína del relato, mientras que Elsa era una villana, autoproclamada la Reina de la Nieve, con el corazón helado para no tener que amar nunca jamás (¿la razón?: fue abandonada en el altar antes de casarse).

El productor Peter del Vecho declaró a la revista que la historia original era “mucho más cercana al cuento de Hans Christian Andersen” en el que se inspiró el filme. “Empezamos con una villana y una heroína inocente, y el final incluía una batalla épica inmensa, con monstruos de nieve que Elsa creó para ser su ejército” y enfrentarse a Anna y a su mano derecha, Kristoff.

El clásico animado de Disney Frozen tenía en un principio un final muy distinto al visto en cines.
Walt Disney

Del Vecho añadió que “el problema es que daba la impresión de que lo habíamos visto todo con anterioridad. No era satisfactorio. No existía una conexión emocional con Elsa: ella no nos importaba porque durante toda la película era la villana. No nos podíamos identificar con los personajes”.

Durante ese final que los responsables del filme decidieron cambiar drásticamente se descubren los verdaderos motivos del Príncipe Hans, también en esta versión el verdadero villano de la función con su corazón helado. Este desata una avalancha para detener el avance de los soldados de nieve de Elsa, lo que pone en peligro las vidas de esta, Anna, Kristoff y los habitantes del reinado de Arandelle. Anna se da cuenta que necesita la ayuda de Elsa para evitar el desastre: esta acepta y detiene la avalancha con sus poderes. Este acto de bondad descongela su corazón y le permite amar una vez más.

Cuando el equipo de producción se dio cuenta que Frozen tenía que ser sobre el amor por encima del miedo, en lugar de la bondad frente a la maldad, la historia empezó a tomar la forma final que hoy todos conocemos: Elsa salva a Arandelle tras accidentalmente congelar el corazón de su hermana, lo que impide que Hans la mate.

You May Like

EDIT POST