Carole Joseph
June 05, 2017 AT 04:27 PM EDT

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Tras menos de un año de noviazgo, Ximena Duque y el empresario Jay Adkins se dieron el sí el pasado sábado ante 250 invitados, entre amigos y familiares.

La emotiva ceremonia se llevó a cabo la iglesia Plymouth Congregational de Miami. “Entrando al altar dije que no iba a llorar y antes de imaginármelo ya estaba empezando a llorar”, contó a People en Español Duque. “Empecé a llorar por verlo a él, ese hombre que Dios me mandó. Se me sale por los poros el amor que siento por él. Me casé no por casarme, sino por amor”.

Adkins, que tampoco dejó de llorar, llevaba en la solapa una foto de su padre, ya fallecido, que su ahora esposa  le regaló para que su progenitor estuviera presente en su gran día.

Después de la ceremonia religiosa, los tórtolos celebraron por todo lo alto en una fiesta en el exclusivo hotel SLS, cabe mencionar que el padre del hijo de Duque, Christian Carabias, también disfrutó de la fiesta. “Mucha familia viajó de Colombia y Canadá”, contó emocionada la actriz, quien junto al novio eligieron “All my life” de K-Ci & Jo Jo, la canción preferida de Ximena, para bailar su primer melodía como matrimonio. La coreografía corrió a cargo de la pareja de Adamari López, Toni Costa. 

People En Español

La cereza del pastel fue la presencia del cantante salvadoreño Álvaro Torres, quien cantó en vivo  “Chiquita mía”, que la novia bailó con su padre.  “Ver a mi papá llorar fue muy lindo, bailar esa canción con él”.

La fiesta se prolongó hasta las 2 de la mañana. Los invitados no pararon de bailar bajo el ritmo de la  banda Al Vento.

El vestido de Duque era de la diseñadora dominicana Lucía Rodríguez, quien lo confeccionó estilo princesa por los deseos de Ximena, quien siempre ha creído en los cuentos de hadas. “Encontré a mi príncipe azul”, confesó la actriz.

Las joyas fueron elegidas por Charlie Lapson y el peinado y maquillaje corrieron a cargo de Jessica Mejía.

You May Like

EDIT POST