Mayra Mangal
February 14, 2018 AT 04:50 PM EST

Parece increíble, pero han pasado ya seis meses desde la trágica muerte de la cantante mexicana Marla Hiromi Hayakawa Salas. La artista mexicana de origen japonés falleció junto con su hija recién nacida, Julieta, tras dar a luz.

Por eso, Luis Fernando Santana, su viudo y padre de la criaturita, decidió hacer homenaje a sus dos queridas mujeres de una forma muy especial: por medio de un tatuaje.

“Ya no solo las llevaré en mi mente, en mi corazón, ahora también las llevaré en mi cuerpo. Las amo Hiromi y Julieta”, dijo Santana por medio de las redes sociales para presumir la marca.

El dibujo, que lleva grabado en el pecho con tinta negra, muestra las letras H y J entrelazadas y rodeadas de estrellas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Estaba un día en mi casa dibujando y me puse a hilar las iniciales de nuestros nombres; de repente dije: ‘Me voy a hacer un tatuaje porque quiero verlas; fue el pecho para traerlas en el corazón’ “, declaró Santana a una publicación mexicana. “También le añadí cuatro estrellas que representan a mi familia: mis papás y mis hermanas”.

Esta es una prueba más del dolor en que Santana se ha sumido tras la doble pérdida. En octubre, el cantante estremeció las redes con una carta que hizo pública para despedirse de sus dos princesas.

La exconcursante de La Academia (TV Azteca) falleció el 27 de septiembre a los 34 años en Ciudad de México. Según reportes, el parto no se desarrolló como estaba previsto y una hemorragia le arrebató la vida tanto a ella como a la que sería su primogénita.

You May Like

EDIT POST