Mayra Mangal
February 28, 2017 AT 08:50 AM EST

La entrega de los premios Oscar de este domingo verdaderamente será una de las más memorables de la historia. Por una parte estuvo el enorme escándalo que se desató al final del show cuando se entregó la estatuilla a la Mejor cinta del año de forma equivocada y luego se reavivó una polémica por acusaciones de tipo sexual contra el Mejor actor del año: Casey Affleck.

Pues bien, ahora reportes de la cadena ABC indican que uno de los turistas invitados a ingresar a la ceremonia por sorpresa por el anfitrión del show, Jimmy Kimmel,  estuvo en la cárcel y que acababa de ser liberado días antes de la entrega de premios.

El paseante en cuestión es “Gary from Chicago”, es decir Gary Alan Coe (quien se presentó bajo ese título ante al mundo). El hombre estuvo en un centro penitenciario de California desde 1994 y fue liberado tres días antes del Oscar del Corcoran Substance Abuse Center de Bakersfield, California.

Coe y su prometida, Vickie Vines, robaron cámara durante el show tomando fotos, saludando a los famosos y conviviendo especialmente con el laureado actor Denzel Washington, quien de broma los “casó” ante las cámaras.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según reportes, la pareja se conoció cuando Coe estaba tras las rejas y ahora el hombre se ha vuelto profundamente religioso. Ambos planean casarse este verano.

“El cambio es posible. Es triste el estar en prisión por 20 años y poder convertirte en padre, abuelo de tus hijos”, dijo Coe a la mencionada cadena. “¿Sabes lo que me dijo mi hijo hoy día y que casi me hace llorar? me dijo que estaba orgulloso de mí. Así que escuchar que tus hijos te digan que están orgullosos de ti significa el mundo entero”.

 

 

You May Like

EDIT POST