People en Espanol logo

Manténgase conectado

Suscríbete

Anúnciate con nosotros

Más

Skip to content

Celebridades

Este rey ha sido piloto secreto de aerolínea comercial

Publicado

El rey de los Países Bajos, Willem-Alexander, se une a los famosos como John Travolta,  e incluso al príncipe Carlos de Inglaterra y sus hijos Harry y William, quienes son pilotos cualificados. Pero al parecer él se habría tomado tan en serio ese hobby que por más de dos décadas ha sido copiloto secreto para una aerolínea comercial de su país.

Fue el mismo monarca quien reveló esta parte de su vida al diario holandés De Telegraph: por veintiún años tuvo ese trabajo para la línea aérea KLM Cityhopper, subsidiaria de KLM que realiza vuelos de corta distancia. Antes de eso, había piloteado para otra línea holandesa, Martinair.

Willem-Alexander
Barcroft Media / Barcroft Media via Getty Images

Willem-Alexander, quien en abril cumplió 50 años de edad, asumió la monarquía hace cuatro años, cuando su madre Beatriz abdicó la Corona. Con su ascensión al trono, la argentina Máxima Zorreguieta se convirtió en reina consorte y tras el nacimiento de sus tres hijas, esta familia real ha logrado ganarse el corazón de sus súbditos.

Convertirse en rey, sin embargo, no hizo que Willlem-Alexander se alejara de su pasión por las alturas. Al contrario, arregló su horario para poder pilotear dos veces al mes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según él, esto es hasta una especie de terapia, que le ha permitido desarrollar una mayor capacidad de concentración incluso para sus deberes en la monarquía: “Para mí lo más importante es que tengo un hobby para el que necesito concentrarme por completo.

“(Cuando) tienes una aeronave, pasajeros y una tripulación, eres responsable de ellos, no puedes llevar tus problemas desde el suelo hasta los cielos, puedes desprenderte completamente y concentrarte en otra cosa, eso es para mí la parte de volar que más relaja”.

La primera experiencia tras el control de mando de un avión del Rey fue hace treinta años cuando todavía era estudiante. A finales de los ochenta trabajó como piloto voluntario para una organización de ayuda médica en Kenia y para el Servicio de Vida Silvestre de esa misma nación.