June 14, 2018 AT 02:33 PM EDT

Meghan Markle dejó en casa al príncipe Harry para acompañar a la reina Isabel II a la ciudad de Chester, al noroeste de Londres, para participar en distintos actos, entre ellos la inauguración del puente Mersey Gateway Bridge y la apertura de un teatro, una librería y un cine.

Ambas viajaron durante toda la noche en el Tren Real Británico, uno de los medios de transporte preferidos por Isabel II. Según publicó People, el tren cuenta con cómodos dormitorios, comedores y oficinas.

Para conmemorar su primer acto junto a su nieta política, la monarca de 92 años le obsequió un extravagante regalo: un par de aretes incrustados con perlas y diamantes, muy parecidos a los que la soberana inglesa usa.

Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage
Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage

Cabe recalcar que a principios de junio, la reina Isabel II obsequió una propiedad de mas de 20,000 acres a su nieto. Según reportó el diario británico Metro, el York Cottage fue parte de la herencia que la reina recibió de su padre, el rey George VI, en 1952.

You May Like

EDIT POST