Andrés Rubiano
April 10, 2018 AT 05:23 PM EDT

Tal parece que algunos de los líderes políticos del mundo se quedarán con las ganas de ser invitados a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle según un reciente comunicado compartido por el palacio de Kensington.

La noticia comunicada por la casa real inglesa podría dar a entender que hasta los Obama, quienes se han convertido en buenos amigos de Harry durante los últimos años, podrían ser algunas de las personalidades del mundo de la política que se perderían la ceremonia.

“Se ha tomado la decisión de que una lista de líderes políticos –del Reino Unido e internacionales- no sea requerida para la boda del príncipe Harry y la señorita Markle. El gobierno de su majestad fue consultado para esta decisión, la cual fue tomada por la casa real”, reveló el portavoz del palacio.

Barack Obama y el Príncipe Harry
Samir Hussein/Samir Hussein/WireImage

Barack Obama y el Príncipe Harry

Sin duda el comunicado ha sido interpretado por algunos como una muestra clara de que el príncipe y su prometida tienen muy claro que no quieren mezclar su vida personal con sus labores políticas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El selecto listado a la boda del año parece estar siendo construido con el mayor sigilo y cada espacio en la ceremonia estará reservado solo para los familiares y allegados más cercanos de la pareja.

Una fuente cercana a la familia real habría declarado a la revista People que aunque los Obama no sean invitados a la boda –situación que aún no se ha confirmado- la relación de amistad entre Harry y la familia del expresidente de los Estados Unidos no se verá afectada. De hecho, el príncipe y su pareja tienen planes de visitar muy pronto a Barack y Michelle.

You May Like

EDIT POST