Mayra Mangal
November 15, 2017 AT 05:57 PM EST

Ninel Conde y su ex, Giovanni Medina, se encuentran enfrascados nuevamente en una guerra de palabras, luego de que el empresario mexicano afirmara que no había podido ver al hijo de ambos y que temía por la salud mental de la cantante y actriz mexicana.

Medina, de 27 años, habló con el programa Despierta América (Univision) para ventilar su furia por el pleito que sostiene con Conde, de 47, por la custodia de su hijo, Emmanuel, de 3 años.

“A mí me preocupa muchísimo la salud mental de Ninel, de un tiempo acá, ya no es normal, ya ciertos comportamientos no son normales. Ustedes no saben esto, pero yo pedí una prueba toxicológica y sicológica en el juzgado, a las cuales la defensa de Ninel se negó”, explicó Medina. “A mí, si me quieres hacer una prueba toxicológica, me la hago frente a las cámaras”.

La respuesta de la actriz no se hizo esperar y vía telefónica dijo al mismo programa que su ex había cuidado del niño por unos días y que cuando ella lo fue a recoger a la escuela, el pequeño tenía ronchas y el cabello y uñas sucios. “Este fin de semana el señor se llevó al niño (…) y ayer al recogerlo de la escuela me dijo: ¿Mi papá y tú ya no se van a pelear?”, exclamó Conde sobre la situación.

Agencia México

“El señor estuvo casi un año huyendo porque tuvo una orden de aprensión y no se puede dar cuenta del cambio de comportamiento del niño, pero yo sí y me preocupa, me preocupa muchísimo”, agregó el Bombón Asesino —como llaman a la estrella mexicana— y declaró: “Le estás haciendo un gran daño a tu hijo, irreversible, reacciona por Dios santo, es un bebé”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La nueva discusión suma un nuevo capítulo al desagradable intercambio de reproches que sostiene la pareja desde su ruptura en marzo. Medina ha acusado a la artista de mala madre, mientras que ella le achaca el ser un mantenido y un celoso.

El empresario ha despotricado en contra de su ex no solo a través de varios medios de comunicación, sino también en su cuenta de Twitter, la cual combina entre mensajes que hablan de la Biblia y su fe con tuits de odio contra la madre de su hijo.

La guerra de acusaciones han obligado incluso al abogado de Conde a aparecer ante las cámaras para demostrar que es ella quien mantiene la custodia temporal del niño. Y la guerra continúa.

You May Like

EDIT POST