Moisés González
August 08, 2017 AT 04:41 AM EDT

 

Que Maritza Rodríguez defienda a capa y espada los derechos de los gais no es una coincidencia. La actriz colombiana sabe muy bien lo que es convivir desde niña con personas que tienen una orientación sexual diferente a la predominante en la sociedad, ya que sus tres hermanos –una mujer y los gemelos– son gais.

Rodríguez, que hasta ahora no había hablado públicamente del tema, abrió su corazón la semana pasada durante una entrevista para el programa de televisión colombiano Se dice de mí.

En ella, la artista de 41 años charló sin tapujos de cómo vivió su familia esta situación.

“Muy admirable la actitud de mis papás, también tuvieron su proceso, su shock un poco, pero lo importante es cómo lo pudieron asumir […] Ellos son un ejemplo de cómo deben de ser [los padres]. Aceptación. No es lo que yo quiero, sino lo que Dios me trajo”, aseguró Maritza.

La primera en salir del armario fue su hermana mayor. “Eso fue un poco ‘shockeante’ hasta que yo creo que mi mamá y mi hermana tienen una conversación adulta. A mi mamá no le queda más que aprender qué es esto. Mi mamá tuvo que aprender de qué le estaban hablando. ‘A ver tú eres así, yo no sé que es es eso, explícame qué es eso’ ”, relató la actriz. “Gracias a Dios, Dios la iluminó para que ella pudiera conocer a su hija en esa versión y [lo que eso] implicaba”.

Tiempo después, ya con el camino allanado gracias a su hermana mayor, fueron los gemelos los que decidieron confesar su verdadera orientación sexual.

“Cuando mi mamá compraba una muñeca para mí, los gemelos agarraban mis muñecas, mi mamá no era tonta, se daba cuenta”, explicó Maritza, que meses atrás se casó por tercera vez con su esposo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Hace varios años uno de los gemelos tomó la decisión de convertirse en padre, según dio a conocer la actriz durante la transmisión del programa. Para ello llegó a un acuerdo con la que fuera la novia de su hermana. Así nació Mateo Alejandro, el único sobrino de Maritza.

“Mateo creció con algo normal, cuando él empezó a crecer el veía que la tía tenía una novia, el tío un novio, papá tenía su pareja, mamá tenía su pareja y él lo empezó a ver normal”, reconoció.

Antes de zanjar el tema, la heroína de la telenovela de Telemundo Silvana sin lana aprovechó las cámaras para enviar un mensaje de tolerancia y respeto.

“Debemos amar a la gente, no la debemos juzgar, no le debemos crear tanto daño espiritual ni emocional a una persona por ser o no ser”, concluyó.

¡Muy bien Maritza, así se habla!

You May Like