Celeste Rodas de Juárez
January 18, 2017 AT 02:36 PM EST

Dicen que cuando uno hace el bien no hay que decir cuándo ni a quién. Parece que esa ha sido la regla bajo la que realizó su trabajo voluntario la hija mayor del presidente Barack Obama, Malia, quien en su año sabático tras graduarse de bachillerato pasó por Bolivia como cooperadora.

Según la agencia EFE, la jovencita de 18 años estuvo trabajando en una zona rural de la región boliviana de Cochabamba y recorrió parte de los Andes.

Medios locales difundieron recientemente fotografías de la joven caminando junto a unos amigos por la localidad cochabambina de Tiquipaya, donde estuvo seis semanas en octubre y noviembre del año pasado.

También indicaron que siguió el recuento de la elección presidencial que ganó Donald Trump en compañía de un grupo de jóvenes reunidos en una pizzería local

Convertida en una trabajadora prestando un servicio social, la hija mayor del presidente recorrió el Altiplano boliviano y hasta estuvo en la terminal de autobuses de La Paz. También hizo un recorrido por la Cordillera Real con apoyo de los guías de montaña Eduardo Mamani Quispe, Gregorio Mamani Quispe y Pedro Quispe, según publicó en su página en Facebook la agencia de turismo de aventura Bolivian Mountain Guides.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Este recorrido de cuatro días se realizó en diciembre, casi al final de la estancia de la jovencita en el país andino. “Era un grupo de jóvenes que vinieron de Estados Unidos”, indicó Mamani, quien reveló que inicialmente no sabían que entre los muchachos estaba la hija del presidente Obama.

La joven no tuvo problemas para comunicarse en español, contaron, aunque también pudo hablar en inglés con uno de los guías.

Ahora la joven, ya de vuelta en Estados Unidos para acompañar a sus padres en sus últimos días en la Casa Blanca, debe estar preparando su ingreso en la Universidad de Harvard tras tomarse unos meses de descanso.

You May Like

EDIT POST