Moisés González
March 23, 2017 AT 05:36 AM EDT

 

Poco a poco Lorena Meritano va regresando a su vida normal tras haber sufrido los estragos del cáncer de mama que le fue diagnosticado en 2014. En remisión desde hace dos años, la actriz de origen argentino se sometió el pasado martes a una nueva intervención quirúrgica, la séptima en menos de tres años. En esta ocasión, la inolvidable villana de la telenovela Pasión de gavilanes pasó por el quirófano para terminar de rencostruirse los senos, mismos que le fueron extirpados en 2014 (mama derecha) y 2016 (mama izquierda), ya que aún tenía que fabricarse los pezones.

Afortunadamente, el procedimiento estético salió bien y Meritano se encuentra en su casa recuperándose.

“Me siento muy bien gracias a Dios. Son 15 días de puntos y chau”, expresó Meritano en Twitter.

“La reconstrucción de mis senos es importante, sólo falta un paso. Pero nada más importante que estar sana, equilibrada y entera por dentro ya”, agregó.

Ese último paso del que habla la actriz consiste en tatuarse las areolas, un procedimiento que, según dio a conocer en redes, se lo podrá realizar en aproximadamente tres meses.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Con o sin ellas, lo cierto es que Meritano no se había sentido tan a gusto en su propia piel desde que el cáncer apareciera en su vida para mostrarle lo realmente valioso de este mundo.

“Aunque no pudiera parecerlo porque era una mujer que tenía el pelo por la cintura, mis senos, hacía desnudos en películas… era una mujer profundamente insegura. Y hoy en día, a pesar de que me extirparon mis senos, no tengo pareja, de tener cicatrices… soy segura de mí. Me miro al espejo y me gusto. Antes me miraba en el espejo y no me gustaba. Siempre encontraba algún defecto. Hoy en día estoy muy contenta porque me acepto como hoy. Y agradezco inclusive lo que ya no tengo”, expresaba Meritano meses atrás a People en Español.

You May Like