Teresa Aranguez
November 26, 2017 AT 10:31 AM EST

Haga lo que haga, por muy insignificante que sea, si lo hace Kylie Jenner es noticia segura. La empresaria no suelta prenda de su embarazo ni da pistas de cómo está su pancita, pero lo que sí ha vuelto a hacer es cambiar de imagen, ¿qué raro, verdad?

Lo cierto es que no. Como suele ser habitual en ella, su víctima ha sido su larga melena, que una vez más ha sufrido alguno que otro tijeretazo obteniendo como resultado esta melenita de niña buena. En esta ocasión, ha sido a través de Snapchat como una de las protagonistas de Keeping Up With the Kardashians nos ha hecho saber de su nueva metamorfosis.

Ocurría este sábado y nos lo contaba en primera persona con estas palabras y en este video. “Otra vez me he cortado el pelo”. Eso sí, el sentido del humor que no falte. En otro clip, la hermana de Kim nos mostraba a su mejor amiga, Jordyn Woods, encargada de esta obra de arte y con, nada menos, ¡que unas tijeras de cocina en la mano!

Kylie cut her hair again today 11/25/17

A post shared by Kylie Jenner (@kyliesnapchat) on

Imaginamos que todo ha debido de ser una travesura más de Kylie, ¿o no? “Jordyn me está cortando el pelo con estas tijeras de cocina”, dice pícaramente la empresaria y modelo de 20 años en esta grabación.

Jordyn cutting Kylie’s hair✂️ 11/21/17

A post shared by Kylie Jenner (@kyliesnapchat) on

Lo de cambiar de imagen ya parece una profesión para la joven embarazada. La fundadora de Kylie Cosmetics nos tiene acostumbrados a su personalidad camaleónica. La hemos visto rubia, morena, pelirroja y con pelucas de todas las formas. Parece que su afición le llegó a los 16 años, cuando se tiñó el pelo por primera vez sin el permiso de su madre, Kris Jenner.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Después de ahí, he tenido esta adicción de cambiar de pelo constantemente. Me hace sentir una persona nueva. Me encanta sentirme diferente y me encanta salir de casa pensando que nadie me ha visto así jamás”, ha escrito en sus redes, tal y como recoge la revista PEOPLE.

Quizás por eso su buena relación con las pelucas, a las que tiene un cariño especial y a las que recurre en ocasiones especiales como fiestas y salidas nocturnas. De lo que no dice ni pío, en cambio, es de cómo evoluciona su estado de buena esperanza. Esperamos que muy pronto nos sorprenda con una enternecedora imagen de su barriguita.

You May Like

EDIT POST