Carolina Trejos
April 17, 2018 AT 04:47 PM EDT

Katy Perry no dejó nada a la imaginación en American Idol (NBC).  ¡Oops, segundo chascarro en una temporada!

Momentos después que la concursante Maddie Poppe terminara su actuación colaborativa de “Bubbly” con Colbie Caillat durante el episodio del lunes por la noche, Perry dejó escapar una gran carcajada tan fuerte que su kimono plateado no pudo aguantar. Momentos después tuvo que anunciar: “¡Se me han roto los pantalones!”.

La intérprete de “Firework”, de 33 años, se puso de pie y se dio la vuelta para demostrar el desgarro a la audiencia. Su colega, el también juez de la competencia, Lionel Richie, saltó para cubrir el derriere de Perry, pero fue demasiado lento, dejando un logotipo del programa estratégicamente colocado para ocultar el hueco de los televidentes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Mientras Perry se paseaba por el escenario riendo con incredulidad, Richie bromeó, “¡salva a los niños!”, Luke Bryan simplemente se rió entre dientes desde su asiento.

Afortunadamente, no hay nada que una pequeña cinta no pueda reparar. Un miembro de la producción acudió en ayuda de Perry cuando ella se inclinó y dijo: “Cúbrame el trasero”. Luego, se disculpó mientras se recostaba muy suavemente en su silla para evitar otro contratiempo.

Por segunda vez esta temporada, la carismática cantante necesitó cobertura digital después de un accidente, pero no es nada que ella no pueda tomarse con la personalidad que la caracteriza.

You May Like

EDIT POST