Starzfly/Bauer-Griffin/GC Images
Mayra Mangal
December 01, 2016 AT 06:10 AM EST

El cantante Kanye West fue dado de alta este jueves del hospital UCLA Medical Center de Los Ángeles luego de permanecer ingresado desde el pasado 21 de noviembre en un pabellón psiquiátrico por “cansancio y privación excesiva de sueño”.

“Está en casa, descansando”, dijo una fuente a People sobre el estado del cantante de 39 años, que permanece bajo “una intensa supervisión médica” pese a no estar ya en el hospital.

El rapero nacido en Atlanta finalmente ha podido reunirse por fin con sus hijitos, Saint y North, a quienes no había podido ver desde que se desató su crisis de salud. West está ahora en casa con su adorada esposa, Kim Kardashian West, quien no se ha despegado de su esposo más que en contadas ocasiones, según allegados a la pareja.

“Kanye está en casa con los niños. Se ve bien y feliz de estar en casa. La familia de Kim está visitándolos”, dijo a la revista otra fuente cercana a la familia. “Kanye continuará recibiendo tratamiento y ayuda para lidiar con el estrés. Necesita aprender a balancear su trabajo con la vida familiar”.

Sobre el alcance de esta crisis, otra fuente dijo a People que el cantante siguió los consejos de los profesionales. “[Kanye] fue al hospital a sugerencia de un médico”, contó la fuente, la cual aseguró que el rapero “no estaba atado” de ninguna manera y que fue al hospital “libremente”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Personas cercanas a la familia aseguran que Kim ha estado “muy preocupada” por su marido, dejando del lado sus labores profesionales, que ya había sido interrumpidas por el robo que sufrió a punta de pistola en París en octubre.

Obviamente, los arranques de Kanye West no son cos nueva. El rapero ha tenido estallidos en Twitter, se ha peleado por las redes y ha protagonizado momentos insólitos, como cuando entregó un premio a Taylor Swift para arrebatarle inmediatamente el micrófono y decir que lo merecía otra artista.

Pero, según personas que lo conocen de años, esta vez la cosa fue mucho más lejos.

“En el pasado Kanye parecía tener problemas, nadie lo tomo en serio. Todo mundo decía ‘es Kanye siendo Kanye'”, dijo una fuente a People. En cambio en esta ocasión, tras pasar por un par de días muy duros -aseguró dicha persona- “las cosas no volvieron a la normalidad. Esta vez fue mucho muy diferente”.

Por su parte, Kendall Jenner, hermanastra menor de Kim, dijo desde el espectacular show de Victoria’s Secret en París que hay mucha esperanza en el familia en la recuperación de Kanye. “Simplemente estamos rezando”, aseguró. Como todo buen angelito.

You May Like