Carolina Trejos
November 09, 2017 AT 03:50 PM EST

 

La exestrella de Entourage, Jeremy Piven ha sido acusado de agresión sexual por tercera vez.

Tiffany Bacon Scourby, una publicista que trabajó con Piven en el pasado contó a la revista People que decidió presentarse después de que la estrella del reality show Playmate Playmate, Ariane Bellemar, acusara a Piven de acoso sexual de pasado 30 de octubre, acusaciones que el actor negó.

“Creo al 100% que ella es honesta”, Scourby le dice a PEOPLE que leyó los tweets de Bellamar que dicen que Piven la buscó en el set de Entourage y en la mansión Playboy. Siguiendo las afirmaciones de Bellamar, una segunda mujer, la actriz de Longmire Cassidy Freeman, también habló. En Instagram, Freeman publicó, “Sé lo que hiciste e intentaste hacerme cuando era joven. Eso lo sé. Y tú también lo sabes. A menos que haya tantos de nosotros, que no puedas recordar”, escribió. “Espero que a partir de ahora, lo mantenga en sus pantalones y nunca más lo haga”, concluyó.

Scourby reveló que conoció a Piven en 2003, cuando estaba en la ciudad de Nueva York por un evento de trabajo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Fue muy amable conmigo”, Scourby, de 39 años, le dice a PEOPLE que se reunió con la estrella de Wisdom of the Crowd, 52, en un club nocturno. “Mencionó que iba a [grabar una aparición] en el programa Late Night con Conan O’Brien al día siguiente y me dio su número y me pidió que fuera con él como su invitada”.

Scourby dice que “no pasó nada” esa noche y a la mañana siguiente, después de su reunión de trabajo, se encontró con él a las 11 a.m. en el Trump International Hotel & Tower, donde se hospedaba.

“Recuerdo que estaba usando este cuello de tortuga de canalé blanco y pantalones marrones – traje de negocios – y estaba sentado junto a él en el sofá”, dice Scourby. “Estuvimos hablando durante unos cinco minutos y dijo que estaba esperando que su [publicista] viniera con nosotros”.

De repente, “saltó sobre mí. Traté de empujarlo y me obligó a tirarme al suelo”, recuerda Scourby, quien dice que Piven expuso sus genitales y comenzó a frotarlos contra su cuerpo.

Ella dice que permaneció vestida durante los 15 minutos enteros de su tiempo en su suite, pero “me sujetó las manos” y eyaculó “por todo mi cuello de tortuga blanco”.

Desde que surgió el escándalo del productor Harvey Weistein, a quien unas sesenta mujeres han acusado de agresión sexual y hasta violación, se destapó una caja de pandora que no para. En las últimas semanas han surgido acusaciones en contra de Kevin Spacey, Dustin Hoffman, el productor James Toback y Brett Ratner, y al parecer la lista de acusaciones no está por mermar.

 

You May Like

EDIT POST