Mayra Mangal
September 06, 2017 AT 04:05 PM EDT

Los estragos del poderoso huracán Irma, que se están dejando sentir a su paso por el Caribe, podrían dejar entre sus afectados al mismísimo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Según reportes de The Washington Post, su lujosa mansión Le Chateau des Palmiers, ubicada en la isla de St. Martin, está en la zona donde se sintió con mayor furia la monstruosa tormenta categoría 5.

“Sabemos que los cuatro edificios más firmes de la isla han sido destruidos, lo que significa que las estructuras más rústicas han quedado completa o parcialmente destruidas”, dijo Gerard Collomba, ministro del interior de Francia, a la agencia AFP.

El país galo controla el lado oeste de la isla, que al parecer experimentó con mayor furia la tormenta.

La casa había sido puesta a la venta recientemente bajo la impresionante cifra de $26 millones, precio que posteriormente fue ajustado a $16.9 millones y al parecer continuaba en el mercado hasta la llegada del huracán.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Un video publicado esta mañana en Twitter revelaba el impacto de Irma en la isla: 

Se desconoce hasta el momento el estado de la mansión de Trump, mientras tanto, Irma continúa su paso por el Caribe y ahora enfila hacia Florida.

Ahí, el presidente también es poseedor de otra fabulosa propiedad: Mar-a-Lago, en Palm Beach, que ha sido sede de múltiples encuentros entre el presidente y diversos mandatarios. La mansión y resort de golf está valuada en $175 millones y se le conoce extraoficialmente como la Casa Blanca del sur.

Hasta la mañana de este miércoles, administradores de la propiedad informaban por Twitter que estaban “monitoreando” el huracán, pero que las operaciones continuaban con normalidad “hasta próximo aviso”.

Trump también posee campos de golf en Jupiter Island y West Palm Beach y otras propiedades de lujo en Sunny Isles, todas, extremadamente vulnerables a la trayectoria que lleva el huracán hasta el momento.

“Estamos observando el huracán muy cercanamente”, dijo por medio de Twitter el mandatario de 71 años. “Mi equipo, que ha hecho y continúa haciendo un gran trabajo en Texas, está ya en Florida. ¡Trabajando sin descanso!”. “¡El huracán parece ser la tormenta más grande jamás documentada en el Atlántico!”, enfatizó en un segundo tuit.

 

 

 

You May Like

EDIT POST